Tiene 102 años y logró un récord tras saltar en paracaídas

-- TOPSHOT - This handout taken on December 9, 2018 and released by SA Skydiving shows 102-year-old great-grandmother Irene O?Shea starting her skydive tandem jump from a plane over Wellington in South Australia. A 102-year-old great-grandmother is believed to have become the world's oldest skydiver after plunging 14,000 feet (4,300 metres) through the South Australian sky. She completed her first skydive to mark her 100th birthday in 2016, but organisers claimed it was the successful tandem dive on December 9 at the age of 102 years and 194 days that earned her a place in the history books. - -----EDITORS NOTE --- RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / SA SKYDIVING / BRYCE SELLICK & MATT TEAGER " - NO MARKETING - NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS - NO ARCHIVES / AFP / SA Skydiving / Bryce SELLICK AND Matt TEAGER / -----EDITORS NOTE --- RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / SA SKYDIVING / BRYCE SELLICK & MATT TEAGER " - NO MARKETING - NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS - NO ARCHIVES

En Australia, una abuela de 102 años saltó en paracaídas este domingo desde una altura de más de 4.300 metros.

Según el sitio web El Universo, tras esta aventura, se convirtió en la paracaidista más anciana de todo el planeta.

Irene O’Shea, es el nombre de la aventurera mujer, quien afirmó sentrse “normal” tras haberse precipitado por el cielo a 220 kilómetros por hora.

Pero esta no es su primera experiencia. En el año 2016, al cumplir 100 años ya había saltado desde la misma cantidad de metros.

Sin embargo entró a los libros récords este domingo, ya que con 102 años y 194 días es la mujer con más años en este planeta que llevó a cabo esta fabulosa aventura. 

“El cielo estaba despejado e hizo un buen día aunque pasé mucho frío”, explicó O’Shea en declaraciones a la prensa australiana. 

Esta aventura tiene un objetivo. O’Shea participó en el salto para recaudar fondos para una organización benéfica que investiga la cura de una enfermedad de la neurona motora, que causó la muerte de su hija.