Inicio El Mundo Todos los caminos conducen a Israel

Todos los caminos conducen a Israel

ASESINATO DE UN CIENTIFICO IRANI, PRIMERA ENCRUCIJADA PARA BIDEN

Un científico iraní de alto rango que trabajaba en el sector nuclear fue asesinado cerca de Teherán, en un «acto terrorista» y los investigadores tienen «serios indicios de un papel israelí» en el episodio, dijo el jefe de la diplomacia de Irán. El incidente aumenta la tensión en Medio Oriente justo cuando el recambio presidencial en Estados Unidos pronosticaba algún cambio de estrategia en la región.
«Terroristas asesinaron a un eminente científico iraní hoy. Esta cobardía, con serios indicios del papel israelí. muestra un belicismo desesperado de sus autores» twiteó Mohamad Yavad Zarif, ministro de Relaciones Exteriores de la República islámica. Zariv también instó a la comunidad internacional a «cesar sus vergonzosas posiciones ambivalentes y condenar este acto terrorista».
Identificado como Mohsen Fakhrizadeh, el científico asesinado era jefe del Departamento de investigación e innovación del Ministerio de Defensa. Su muerte podría elevar la tensión en Medio Oriente y el propio jefe del Estado Mayor de Irán, general Mohamad Bagheri advirtió sobre «una terrible venganza» contra quienes se encuentren detrás del asesinato. «Los grupos terroristas y los autores de esta cobarde acción deben saber que les espera una venganza terrible» twiteó Bagheri.

Tiroteo.
El científico resultó «gravemente herido» cuando su coche fue atacado por desconocidos que se enfrentaron a tiros con su equipo de seguridad, informó el Ministerio de Defensa, y murió por las heridas sufridas a pesar de los esfuerzos médicos para reanimarlo. Fakhrizadeh había sido calificado por el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu como el padre del programa de armas nucleares de Irán, recordó AFP.
Varios medios locales, como las agencias Tasnim y Fars, habían informado sobre un intento de asesinato de Fakhrizadeh cuando viajaba en un coche cerca de Absard, al este de Teherán. Su asesinato ocurre a menos de dos meses del recambio presidencial en la Casa Blanca, que podría cambiar la posición ante Irán tras cuatro años de política hostil por parte de Donald Trump.
Estados Unidos se retiró en 2018 del acuerdo (firmado en 2015) con las grandes potencias, sobre el programa nuclear iraní y luego restableció y reforzó las sanciones contra Teherán. Trump consideraba que este acuerdo no ofrece garantías suficientes para impedir que Irán se dote del arma nuclear, aunque la república persa siempre negó la búsqueda de ese armamento.

Sistemático.
Fakhrizadeh fue asesinado al día siguiente del envío vía Tailandia de tres iraníes detenidos por un ataque fallido con explosivos contra diplomáticos israelíes en Bangkok durante 2012. Según el gobierno iraní, esta operación resultó un canje por la investigadora australobritánica Kylie Moore-Gilbert, condenada en Irán a diez años de prisión por espiar para Israel, acusación que ella niega. La investigadora, especialista de Medio Oriente, fue liberada tras 800 días de detención.
Varios otros científicos iraníes especializados en el sector nuclear fueron asesinados en los últimos años y la República islámica atribuye su autoría sistemáticamente a Israel. El diario New York Times informó a mediados de noviembre que Abdulá Ahmed Abdulá, alias Abu Mohamed al Masri y número dos de Al Qaida, fue abatido en Teherán por agentes israelíes, durante una misión secreta encargada por Estados Unidos. Irán desmintió esa información. (Télam)