Inicio El Mundo Tres bomberos que combatían incendios murieron ahogados

Tres bomberos que combatían incendios murieron ahogados

Tres hombres que se desempeñaban como bomberos voluntarios en Bolivia perdieron la vida en una laguna mientras disfrutaban de una jornada de descanso. El trágico hecho tuvo lugar en la Chiquitania boliviana, hasta donde habían llegado las víctimas para ayudar a combatir los incendios forestales.

La gobernación de Santa Cruz informó que los bomberos estaban compartiendo un asado ayer sábado en una finca del municipio de Concepción, donde los habían invitado, cuando uno de ellos decidió meterse a bañarse en una poza que estaba en la propiedad y habría sufrido un paro.

Sus dos compañeros, al observar la situación decidieron ir a ayudarlo y se ahogaron, según precisó el gobernador local, Rubén Costas, en base a datos del Comando de incidentes de Concepción.

Los fallecidos fueron identificados como Renzo Enrique Flores, de 37 años; Dylan Alberto Vega Cuéllar, de 21, y José Elmar Roca Núñez, de 23. Pertenecían al Grupo de Respuesta Inmediata de la región y se habían incorporado al cuerpo de bomberos voluntarios el pasado 8 de septiembre para combatir los incendios que azotan la zona.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se hizo eco del lamentable suceso y envió un mensaje por su Twitter oficial: «Muy consternado por el lamentable fallecimiento de tres bomberos en el municipio de Concepción, en su día de descanso de las labores de mitigación del fuego en la Chiquitania. Expresamos nuestra solidaridad y compartimos el dolor de sus familiares. #UnidadEnLaAdversidad«, escribió el mandatario.

La Gobernación de Santa Cruz declaró duelo de tres días sin suspensión de actividades, según publicó el portal Infobae.

Los incendios forestales vienen aquejando al vecino país desde hace más de un mes y se han concentrado principalmente en la región de la Chiquitania, una zona de transición ubicada entre el Chaco y la Amazonía.

Las estimaciones oficiales indican que las llamas ya arrasaron con 1,8 millones de hectáreas, pero desde algunas organizaciones ambientalistas se sostiene que en realidad el daño alcanzó a más de dos millones de hectáreas.

Diferentes sectores estarían pidiendo al Poder Ejecutivo boliviano que declare la emergencia como desastre natural para que se puedan movilizar mayores recursos para combatirla.

Semanas atrás también perdieron la vida dos personas. Una falleció al caer a un barranco mientras intentaba sofocar un fuego en Coroico, y otro murió en Sacaba, localidad ubicada en la región central de Cochabamba.

Foto: lostiempos.com