Inicio El Mundo Tres claves para entender la ola de violencia entre israelíes y palestinos

Tres claves para entender la ola de violencia entre israelíes y palestinos

El conflicto, entre israelíes y palestinos, para no tener fin.

Durante los últimos días, se materializó la peor escalada de violencia desde el 2014 a través de un intenso intercambio de ataques entre las fuerzas israelíes y las milicias palestinas lideradas por el grupo armado Hamas.

«Este nuevo estallido combina las diferencias históricas con sus propias particularidades, como el hecho que su origen haya sido en Jerusalén, de la mano de las protestas de manifestantes palestinos contra las restricciones de las autoridades israelíes en pleno Ramadán y la amenaza de desalojos de familias palestinas en el este ocupado de la Ciudad Santa», indica un artículo del sitio FRANCE 24.

TRES CLAVES.

Pero, para entender mejor el conflicto que mantiene en vilo al mundo, existen tres claves fundamentadas, sobre todo, en las causas al menos más recientes.

Según un informe de la BBC MUNDO, estas tres claves son las siguientes:

«El día de Jerusalén».

El lunes los israelíes conmemoraron con una marcha la llamada «Marcha de la bandera» que celebra el avance de Israel sobre la parte oriental de Jerusalén en 1967 cuando, los israelíes tomaron el control de la ciudad en la Guerra de los Seis Días. Por este motivo, hubo enfrentamientos, entre palestinos e israelíes, con lamentables resultados.

«Violencia en Ramadán».

A mediados de abril comenzó el Ramadán, el mes sagrado musulmán, que celebran la mayoría de los palestinos, y que denunciaron un excesivo control de las reuniones y actos violentos de la Policía israelí.

«Desalojos en Jerusalén oriental».

A esta creciente tensión, se le sumó un caso de desalojos de familias palestinas para que cedan sus lugares a colonos judíos en Jerusalén Oriental. Este asentamiento de colonos judíos, en territorios palestinos, forma parte de conflictos que llevan décadas.

VIOLENCIA.

Desde hace cuatro días, palestinos de nacionalidad israelí e israelíes judíos recorren las calles de esas ciudades «mixtas» desbocados, atacándose entre sí e incendiado propiedades y autos, en un espasmo de violencia que constituye una seria amenaza existencial para la paz interna de Israel, ya que el 20% de sus ciudadanos son palestinos.

La situación es tanto más peligrosa en cuanto coincide con la ofensiva aérea lanzada el lunes por Israel contra los territorios palestinos de la Franja de Gaza y los cientos de ataques con cohetes disparados desde allí hacia Israel por los grupos islamistas Hamas y Yihad Islámica, resultados, a su vez, de una ola de enfrentamientos en Jerusalén.

Mientras que la violencia estuvo mayormente confinada a Gaza en las tres ofensivas previas que Israel lanzó contra Hamas en Gaza desde 2007, esta vez -que como la última Intifada, o levantamiento popular palestino, del año 2000, comenzó en Jerusalén- está repercutiendo mucho más allá de la región palestina.

DESPLIEGUE.

Por otra parte, el Gobierno israelí anunció hoy jueves un despliegue «masivo» de fuerzas de seguridad en ciudades de mayoría o gran población palestino-israelí en medio de los peores enfrentamientos entre sus ciudadanos judíos y musulmanes en más de dos décadas, que suman un segundo frente a los ataques en Israel y Hamas, desde y contra Gaza.

Al visitar la ciudad central de Lod, en la periferia sur de Tel Aviv y una de las más afectadas, el primer ministro israelí, Benjamin Netnyahu, advirtió hoy jueves que podría adoptar severas medidas para contener la violencia, incluyendo una muy polémica y llamada detención administrativa, que se aplica mayormente a los palestinos.

«No tenemos mayor amenaza ahora mismo y no tenemos otra opción que restablecer la ley y el orden a través de determinado uso de la fuerza», dijo, citado por el diario Times of Israel.