Inicio El Mundo Trump apuntó a Twitter

Trump apuntó a Twitter

LA RED CONSIDERO "ENGAÑOSOS" SUS MENSAJES

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, usuario muy activo de Twitter, resolvió «regular enérgicamente» las redes sociales y firmó un decreto restringiendo la libertad de acción de esas plataformas. El mandatario había advertido el miércoles que establecería nuevas regulaciones y lanzó: «si pudiera cerraría twitter», que aplicando su herramienta de verificación de datos había calificado «engañosos» algunos posteos suyos. La Comisión Federal de Comunicaciones y la Comisión Federal de Comercio deberán evaluar el decreto y determinar si resulta constitucional.
«Los republicanos sienten que las redes sociales silencian completamente las voces conservadoras. Vamos a regularlas poderosamente o vamos a cerrarlas, antes de permitir que algo así siga sucediendo», twitteó ese día. Finalmente, ayer anunció: «¡Este será un gran día para las redes sociales y la Justicia!», profetizando el éxito de su decreto, que pretende modificar la Ley de Decencia en las Comunicaciones. Esta es la ley que garantiza inmunidad a Facebook, Twitter, YouTube y Google, entre otras compañías, contra cualquier acción legal derivada publicaciones de usuarios, y las habilita también para intervenir en las plataformas.
El decreto firmado por Trump somete a juicio de la Comisión Federal de Comunicaciones las políticas de moderación de contenidos, modificación que podría enfrentar a las grandes firmas tecnológicas con un aluvión de demandas judiciales.
Antes de suscribir el decreto, Trump enfrentó a los periodistas presentes en el salón Oval de la Casa Blanca y ensayó un argumento desopilante: dijo que quiere «defender la libertad de expresión de uno de los peligros más graves que enfrentó en toda su historia». De todas formas, con esta incursión Trump asume también el riesgo de enfrentarse a plataformas que fueron y son esenciales para su carrera política. Twitter, que utiliza asiduamente y donde tiene 80 millones de seguidores, le ha permitido soslayar los medios tradicionales y comunicarse directamente con sus fanáticos.