Inicio El Mundo Trump atacó a congresistas con mensajes racistas

Trump atacó a congresistas con mensajes racistas

CRECEN LAS CRITICAS CONTRA EL MANDATARIO ESTADOUNIDENSE

El presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a utilizar la red social Twitter para generar polémica. En este caso apuntó contra un grupo de congresistas demócratas por su origen, «¿porqué no vuelven a ayudar los lugares de donde vinieron?» lanzó el mandatario.
Como si no fueran pocos los frentes que tiene abiertos en materia migratoria, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó ayer ataques verbales con corte racista contra un grupo de congresistas demócratas por su origen. «Es tan interesante ver a las congresistas demócratas ‘progresistas’, que originalmente vinieron de países cuyos gobiernos son una catástrofe total y completa», escribió Trump con tono arrogante en su cuenta en Twitter, sin mencionar nombres. Sin embargo, la referencia se interpretó como una velada alusión a un grupo de mujeres jóvenes, de pensamiento liberal, que emergieron tras las elecciones de mitad de mandato de noviembre de 2018 y que integran por primera vez la Cámara de Representantes.
El republicano indicó contrariado que llegaron a Estados Unidos, «la nación más grande y poderosa de la tierra» para sugerir «cómo gobernar». «¿Por qué no vuelven y ayudan a arreglar los lugares totalmente rotos e infestados de crimen de donde vinieron?», añadió de manera sarcástica el jefe de la Casa Blanca.
Aunque no mencionó a quiénes atacaba, a principios de semana el gobernante se dirigió en la propia plataforma de Internet a la representante de Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez, cuya familia proviene de Puerto Rico. Las otras aludidas son Rashida Tlaib, de Michigan y ascendencia Palestina, Ilhan Omar, de Minnesota, y Ayanna Pressley, de Massachusetts. Ocasio-Cortez, Tlaib y Pressley son ciudadanas estadounidenses de nacimiento, mientras que Omar es de Somalia, emigró a Estados Unidos y cuando tenía 17 años, obtuvo la ciudadanía, reportó The New York Times.
El punto en común para todas es su abierto rechazo a las políticas de inmigración de Trump y las condenas a las condiciones de los centros de detención fronterizos, bautizados como «campos de concentración».

Repudio.
La presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi, salió en defensa de las legisladoras al criticar el lenguaje del jefe de Estado. Para ello, también a través del servicio de microblogging, comentó que cuando Trump dice a cuatro congresistas estadounidenses que se vayan, reafirma su plan de «Hacer de América un país grande de nuevo», lo cual es para él que «Estados Unidos sea blanco de nuevo». Pero «nuestra diversidad es nuestra fuerza y nuestra unidad es nuestro poder», apuntó la demócrata por California.
Por su parte, el representante de Nuevo México Ben Ray Luján, se hizo eco de los sentimientos de Pelosi cuando expresó sobre el tema a Fox News Sunday que es «un tuit racista de un presidente racista».

Redadas.
Miles de inmigrantes indocumentados aguardaban ayer, con miedo e incertidumbre, las anunciadas redadas que, según el presidente Donald Trump, conducirán a un ola de deportaciones en Estados Unidos. Medios de comunicación locales, como CNN y Fox News, indicaron cerca del mediodía que agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) estaban actuando de acuerdo con lo previsto, citando fuentes no identificadas de esa fuerza. Sin embargo, no se informó ninguna operación significativa en las calles.
El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, aseguró a media tarde: «Aún no hay actividad». «Es muy difícil organizar su vida en torno a los anuncios de Donald Trump», dijo el candidato a la candidatura demócrata para las presidenciales de 2020. El alcalde agregó que el sábado se habían reportado tres redadas, en ningún caso exitosa.
Funcionarios locales y estatales acusaron a Trump de utilizar la operación principalmente con fines políticos. «Esta incertidumbre, este miedo, está causando estragos», dijo la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot. «Está traumatizando a la gente».
Algunos funcionarios de la ciudad, han tratado de instruir a quienes podrían ser blanco de una redada sobre sus derechos. (Prensa Latina/AFP)