Trump recupera terreno

TENSO DEBATE PRESIDENCIAL EN EE.UU.

Al tenso y agresivo debate presidencial del domingo a la noche le siguió una jornada política relativamente tranquila en Estados Unidos, en la que el candidato republicano, Donald Trump, logró detener la fuga de apoyos en la oposición, mientras su rival, Hillary Clinton, recibió el respaldo de todo el oficialismo, que ayer comenzaba una gira de actos y eventos de campaña.
Sin duda, el que tenía más en juego ayer en la Universidad de Washington en San Luis, Missouri, era Trump, dado que venía de uno de sus peores escándalos en lo que va de la campaña y tenía que frenar una fuga masiva de apoyos de líderes republicanos.
Tras el debate, el magnate no recuperó todo el terreno perdido, pero si dejó claro que no se bajará de la candidatura e, incluso, cosechó el apoyo declarado de su compañero de fórmula, el gobernador de Indiana, Mike Pence, quien en los últimos días se había mostrado un tanto frío y alejado.
“¡Felicitaciones a mi compañero de fórmula @realDonaldTrump por una gran victoria en el debate! Estoy orgulloso de estar junto a vos mientras hacemos un gran Estados Unidos”, escribió Pence en su cuenta de Twitter, despejando los rumores que surgieron luego que varios senadores y líderes republicanos propusieran que Trump se bajara de la campaña y su candidato a vice lo reemplazara.
La jornada posterior al debate también parece haber marcado el final, por lo menos por ahora, de la fuga masiva de apoyos en el seno del Partido Republicano. No obstante, no todos los que retiraron el respaldo al magnate decidieron perdonarlo y volver a sumarse a su campaña.
Dentro de la cúpula republicana, el detractor que se expresó con más fuerza ayer fue Paul Ryan, el presidente de la Cámara de Representantes y uno de los líderes del partido más poderosos en Washington.
Ryan habló en una conferencia telefónica con congresistas republicanos, a la que accedieron algunos medios estadounidenses y en la que dejó claro que su prioridad ahora es no perder el Congreso, la institución que su partido domina completamente desde 2012.
Ryan insistió a sus colegas en que deben centrarse en ser reelegidos en sus distritos en las
elecciones legislativas. (Télam)

Compartir