Inicio El Mundo UE aprobó paquete de ayuda

UE aprobó paquete de ayuda

HISTORICO ACUERDO PARA ENFRENTAR LA CRISIS

El coronavirus ofreció ayer un nuevo contraste, esta vez entre la Unión Europea (UE), cuyos miembros alcanzaron un acuerdo histórico para financiar la recuperación pospandemia sólo comparable a los pactos de posguerra, y Rusia, que decidió postergar seis años su plan de desarrollo económico debido al impacto de la enfermedad.
Mientras tanto, el mundo había superado los 14,5 millones de casos confirmados desde el comienzo de la pandemia, con 14.562.550 según el balance diario de la Organización Mundial de la Salud (OMS) o 14.774.887 según reportaba esta tarde la base de datos en línea de la Universidad Johns Hopkins (JHU), y sumaba 607.781 o 611.599 muertes por la enfermedad, de acuerdo con cada una de esas fuentes.
Después de cuatro arduas jornadas de negociación, los 27 miembros de la UE acordaron poner en marcha un programa de 750.000 millones de euros (unos 865.000 millones de dólares) para ayudar a los países más afectados, de los cuales 390.000 millones serán subsidios no reembolsables y 360.000 millones serán préstamos.
El paquete equivale a 4,6% del producto bruto del bloque en 2019 y supone por primera vez en su historia el endeudamiento de la Comisión Europea, y se complementa con un presupuesto de 1,74 billones de euros para los próximos siete años.
«Ha sido una negociación difícil; Europa se enfrentaba a un reto histórico y ha sabido responder con un acuerdo histórico», afirmó el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, uno de los negociadores claves del acuerdo y quien logró unos 140.000 millones de euros para su país en los próximos seis años, poco más de la mitad en subsidios.

Rusia.
El presidente de Rusia, VladImir Putin, firmó ayer un decreto que alteró su ambicioso plan de desarrollo económico previsto para 2024 y lo pospuso a 2030 debido al impacto de la pandemia en la economía del país.
El decreto publicado por el Kremlin modificó en parte las prioridades contempladas para el desarrollo de Rusia y definió como objetivos principales a la salud y el bienestar de la población, la posibilidad de potenciar talentos, un entorno de vida más confortable y seguro, el acceso a un trabajo digno, y la transformación digital del país, reportó la agencia de noticias EFE.
La crisis del coronavirus trastocó los planes iniciales del mandatario, que se vio obligado a retrasar seis años su plan de inversión estrella, dotado con más de 360.000 millones de dólares, con el que pretendía estimular el crecimiento y desarrollo del país.
El Gobierno tuvo que imponer restricciones presupuestarias, que llevaron al premier ruso Mijail Mishustin, a proponer la postergación del proyecto económico y destinar los fondos al plan de recuperación pospandemia anunciado en junio, que implica el desembolso de unos 70.844 millones de dólares.

España.
España cumplió el martes un mes desde el final del confinamiento por coronavirus, período en el que el nivel de contagios semanales, disparados en los últimos días por un masivo rebrote en Barcelona, se multiplicó casi por cuatro, hasta trepar a los 18.564 casos.
En cambio, en este lapso solo fallecieron 99 personas y 1.154 precisaron hospitalización, mientras que la gran mayoría de los casos son asintomáticos o de carácter leve, según últimos datos del Ministerio de Sanidad.
A pesar de esa menor virulencia de la pandemia, las autoridades nacionales y regionales se esfuerzan en controlar los 201 brotes conocidos en el país para evitar que la expansión del virus llegue a los niveles de marzo, cuando comenzó el confinamiento.
Por ejemplo, se supo que los casos detectados en Barcelona en la semana que concluyó el domingo ascendieron a 1.230, más del doble respecto a los 536 de la semana pasada.
El Gobierno de la ciudad redujo ayer un 15% la afluencia en las playas locales y urgió a los usuarios a mantener la distancia de seguridad. (Télam)

“Probablemente empeorará”
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, admitió ayer que la pandemia de coronavirus en el país «probablemente empeorará antes de mejorar», ante el drástico incremento de los casos en el país más afectado del mundo.
«Es algo que no me gusta decir de la situación, pero es lo que es», se sinceró Trump durante una rueda de prensa, pese a expresar a modo de implícita excusa que «el virus está en todo el mundo».
Trump destacó que «es una enfermedad agresiva y peligrosa, pero se ha aprendido mucho sobre ella» y reveló que su país está «en proceso de desarrollar una estrategia que va a ser muy, muy poderosa», pero de la que no dio ninguna precisión.
«En algunas áreas del país va muy bien, en otras va menos bien. Los gobernadores están trabajando muy, muy duro y los apoyamos al cien por cien. Lo que necesitan, lo reciben», aseguró, según reporte de medios locales y la agencia de noticias Europa Press.
Por su parte, el principal responsable científico en la lucha contra el coronavirus en Estados Unidos, Anthony Fauci, reconoció que la capacidad de realizar pruebas debe mejorarse.
«Ciertamente, debemos hacerlo mejor», resaltó en una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense CNN.
Agregó que «en conjunto, necesitamos mejorar la capacidad de hacer pruebas. Cuando hay rebrotes como los que se ven ahora, el sistema se ve un poco superado».
Las autoridades confirmaron hasta la fecha 3.858.686 casos de coronavirus, con 141.426 fallecidos, según los datos facilitados por la Universidad Johns Hopkins a través de su página web.