Un colectivero compró su primer BMW con 150 mil monedas

Esta historia recorrió el mundo entero. Un chino juntó monedas durante años y así llegó a comprarse un BMW. El hombre trabaja como chofer de un colectivo y llegó a la concesionaria con 150 mil monedas que pesaban 900 kg. Tuvo que esperar un rato largo antes de conseguir su nuevo vehículo, es que tardaron más de 10 horas en contar las monedas.

Los empleados del lugar aceptaron el pago, pero tuvieron que solicitar prestadas a un banco cercano máquinas específicas para contar monedas. Antes, el colectivero y sus amigos habían tardado cuatro días en preparar el pago.

No se informó el nombre del modelo que adquirió, pero sí que costó 68 mil dólares. En la Argentina, para comprar un auto así se necesitarían casi dos millones y medio de monedas de un peso. (TN)