Inicio El Mundo Un francés cruzó el Canal de la Mancha en una tabla voladora

Un francés cruzó el Canal de la Mancha en una tabla voladora

22 minutos le llevó a Franky Zapata atravesar por el aire el Canal de la Mancha que separa los países de Francia y Reino Unido. Lo curioso de la odisea que realizó hoy domingo por la mañana es que lo hizo montado en una tabla propulsada a kerosene que él mismo inventó.

Según informó el medio español El Mundo, el hombre partió desde la playa francesa de Sangatte y aterrizó en la bahía de St. Margaret´s, ubicada a 35 kilómetros de distancia.

El «Flyboard Air» en el que se trasladó Zapata es un vehículo volador autónomo que no posee alas, se alimenta a kerosene, es propulsado por la fuerza de cinco motores a reacción y se controla con un acelerador de mano. Según su inventor, puede volar hasta una velocidad de 190 km/h, aunque en la jornada de hoy lo hizo a un promedio de entre 160 y 170 km/h.

El piloto cruzó el canal a una altitud variable de entre 15 y 20 metros, pero como su tabla voladora tiene una autonomía de 10 minutos, debió hacer una parada en el medio para abastecerse de combustible.

Este fue uno de los momentos más complicados, relató el francés, porque «la plataforma se movía». Al llegar a territorio inglés, el fanático del superhéroe Iron Man, se emocionó cuando se comunicó por teléfono con su padre y su hijo.

El despegue y el aterrizaje fue transmitido en directo por la televisión francesa y por las redes sociales. Zapata entró en la historia de la aviación al convertirse en la primera persona en cruzar el Canal de la Mancha en una tabla. Anteriormente, otros lo habían hecho pero en avión, globo aerostático, parapente y bicicleta acuática.

Este fue su segundo intento, ya que el pasado 25 de julio había fracasado en la misma misión al caer al agua cuando paró para abastecerse de combustible, sin poder cumplir su objetivo de llegar al otro lado.

Zapata participó con su invento durante los festejos nacionales patrios ocurridos el pasado 14 de julio. En esa oportunidad, ante la mirada del presidente francés Emmanuel Macron, el inventor voló sobre los Campos Elíseos con un fusil en sus manos.

Asimismo, en noviembre de 2018 ya había hecho una demostración en el Foro de Innovación en Defensa de París y las fuerzas militares quedaron impresionadas con su tabla. Tanto es así que mostraron interés en implementar ese medio de transporte para usarlo en «operaciones especiales en zona urbana».