Un argentino murió tras un atentado

PALESTINOS ATACARON CON CUCHILLOS A DOS PERSONAS EN JERUSALEN

Reuben Eduardo Birmajer, un rabino argentino-israelí de 45 años, padre de siete hijos y hermano del escritor Marcelo Birmajer, murió ayer en un hospital de Jerusalén, luego de que dos palestinos lo atacaran a él y a otra persona con armas blancas frente a una de las puertas de la Ciudad Vieja.
Tras el ataque con cuchillos, los palestinos, de 20 y 21 años, fueron baleados por dos miembros de la policía militarizada de Fronteras israelí y luego golpeados en el suelo por un hombre vestido según la costumbre judía ortodoxa y otro transeúnte que pasaba por allí, según se pudo ver en un video casero, difundido por medios como el diario Haaretz y la cadena qatarí Al Jazeera.
La cuarta víctima fatal fue un civil israelí que recibió, por error, uno de los disparos de la policía y que fue identificado por las autoridades de Tel Aviv como Ofer Ben-Ari, un hombre de 46 años y padre de dos hijos, que vivía en Jerusalén, según el diario local Ynet.
Birmajer, un profesor de la influyente escuela religiosa Aish HaTorah, ubicada frente al Muro de los Lamentos, fue trasladado de urgencia junto a los otros dos heridos al Centro Médico Hadassah Ein Kerem y Shaare Zedek en Jerusalén. Falleció al llegar al hospital.
“A pesar de los extraordinarios esfuerzos realizados para intentar salvarlo, el herido falleció”, informó el hospital en un comunicado, citado por la Agencia Judía de Noticias argentina.
El rabino Steven Burg, el director general de una de las escuelas religiosas más importantes de Jerusalén, Aish HaTorah, contó en su página de Facebook que Birmajer fue atacado cuando volvía a su casa, en el barrio ultraortodoxo de Kiryat Yearim, después del trabajo.
“Había pasado la mañana enseñando la Torah y fue asesinado cuando salía de la Ciudad Vieja”, a través de la llamada Puerta de Jaffa, escribió Burg.
El rabino Birmajer estaba a cargo del programa en español de Aish HaTorah, una institución sionista que promocionaba viajes de jóvenes judíos de todo el mundo a Israel.
Según recordó el diario local Yediot Aharonot, Eduardo Birmajer nació en una familia judía laica, pero en su juventud se acercó a la religión, emigró a Israel y se formó como rabino.

Consternación.
Desde Buenos Aires, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas expresó “profunda consternación por el asesinato del rabino argentino Eduardo yBirmajer, en la ciudad de Jerusalén, Israel, quien murió apuñalado por yterroristas”.
“La DAIA transmite su profunda solidaridad a los familiares del rabino yBirmajer, y su firme condena por este crimen abominable de un civil yindefenso, hecho que se reitera casi cotidianamente en Israel”, agregó en un comunicado difundido a la prensa.
El ataque se produjo en la víspera de que el patriarca latino de Jerusalén y autoridad católica del Santo Sepulcro, Fuad Twal, inicie su tradicional recorrido entre esa iglesia sagrada, en el barrio cristiano de la ciudad vieja de Jerusalén, y la vecina Belén, donde se encuentra la Iglesia de la Natividad, construida en el mismo sitio donde se cree nació el niño Jesús.
Además, el atentado marcó el cuarto de este mes dentro o alrededor de la Ciudad Vieja de Jerusalén y un nuevo triste episodio de una larga ola de violencia que comenzó hace más de medio año, pero se aceleró a partir de octubre pasado. (Télam)