Un conservador, candidato de Syriza

GRECIA: TSIPRAS PROPUSO A PROKOPIS PAVLOPULOS COMO PRESIDENTE DE LA REPUBLICA

El jefe del gobierno griego, Alexis Tsipras, designó al ex ministro conservador Prokopis Pavlópulos como candidato buscando con ello alcanzar el mayor consenso posible en el Parlamento.
El jefe del gobierno de Grecia, Alexis Tsipras, designó ayer al ex ministro conservador Prokopis Pavlópulos como candidato para presidir la república, en lo que fue interpretado por los analistas como un gesto que apunta a una personalidad conciliadora que logre un amplio consenso en su elección en el Parlamento. La candidatura de Pavlópulos se someterá hoy a la primera de tres votaciones parlamentarias.
“Hoy necesitamos un presidente de la república con demostrada sensibilidad democrática, que goce de amplia aceptación en la sociedad y en el Parlamento griego”, afirmó el primer ministro durante el discurso ante el grupo parlamentario de su partido de izquierda, Syriza, en el que anunció la designación.
Tsipras aseguró que la elección de Pavlópulos para el cargo de presidente “puede ayudar decisivamente en esta situación difícil para el pueblo y el país”, informó la agencia de noticias EFE.
El premier griego, que asumió en enero pasado, sorprendió con la designación de Pavlópulos porque, aunque era uno de los nombres que se barajaban, el comisario comunitario de Interior y Migración, Dimitris Avramópulos, era el claro favorito desde que Syriza ganó las elecciones de 25 de enero.
Estos comicios se celebraron después de que fracasase la elección del candidato anterior a la presidencia griega, el también político conservador Stavros Dimas, en diciembre pasado. Dimas no había obtenido los apoyos necesarios en las tres rondas de votación.
Con la designación de Pavlíopulos, el Ejecutivo apuesta por una figura de consenso, con la que el sector conservador de la sociedad se sienta representada en las estructuras del Estado y que logre reunir un amplio apoyo en el hemiciclo, señalaron analistas.

Perfil.
El candidato a la presidencia, de 64 años y catedrático, fue ministro de Interior en dos ocasiones desde 2004 hasta 2009, con los gobiernos del conservador Kostas Karamanlís y durante cuatro meses ejerció de portavoz del gabinete de unidad nacional de Xenofón Zolotas. Es considerado una de las personas de confianza de Karamanlís.
Fue elegido por primera vez diputado en los comicios de 1996 y formó parte del Parlamento hasta esta última legislatura.
Su partido Nueva Democracia (ND) anunció que respaldará la candidatura, lo que asegura su elección en la primera votación.
“Es obvio que Nueva Democracia apoyará la candidatura. Estamos seguros de que Pavlópulos ejercerá su cargo de forma óptima”, declaró el portavoz de esa formación, Kostas Karagunis.

Negativa.
El líder del partido opositor de centro To Potami (El Rí-o), Stavros Theodorakis, en cambio, anunció que presentarán la candidatura de Nikos Alivizatos, catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Atenas.
Los comunistas y los neonazis, por su parte, adelantaron que no respaldarán a Pavlópulos.
Los socialdemócratas de Pasok se pronunciarán más tarde en una reunión del grupo parlamentario, pero los medios locales apuntan a que podrían decantarse por respaldar la candidatura de Alivizatos.

Números.
Syriza y su aliado, los Griegos Independientes, reúnen 162 de los 300 votos de la Cámara. Así, con los 76 apoyos de ND, Pavlópulos lograría 238, muy por encima de los 180 requeridos.
De ser avalado, Pavlópulos sustituirá en el cargo al socialdemócrata Károlos Papulias, cuyo segundo mandato expira a mediados de marzo.

Sin chantajes.
En su discurso ante el Parlamento griego, durante la designación del ex ministro Pavlopoulos como candidato a presidente por el partido Syriza, Tsipras dejó claro que “para nosotros, el antiguo programa de austeridad ha muerto. La propuesta de alargarlo por otros seis meses es paradójica. El que desarrolla semejantes ideas pierde su tiempo”.
Así dio por “muerto” el programa de austeridad pactado por anterior gobierno y la troika
En tanto, los ministros de Finanzas de la zona euro mantienen a Grecoa bajo presión para que acepte la prórroga de su programa de rescate financiero, lo que Tsipras volvió a calificar de “chantaje psicológico”. (Télam)