Una ballena apareció muerta en la selva del Amazonas

Una ballena apareció muerta a decenas de kilómetros de su hábitat natural, en Brasil. Los científicos no entienden cómo la ballena pudo ir tan lejos del mar.

El animal tiene 8 metros de longitud y cuatro de ancho. La ballena apareció el pasado viernes en la selva del Amazonas. Desde entonces personal especializado intenta determinar cómo fue que el mamífero más grande de la Tierra llegó hasta allí sin mostrar heridas.

El animal fue hallado luego de que se viera gran cantidad de buitres volando alrededor suyo. Biólogos de la ONG Bicho D’Água llegaron hasta el lugar y se sorprendieron al encontrar al ejemplar acuático en la selva.

Los especialistas especulan que la ballena ingresó por la desembocadura del Amazonas y como causa de una gran marea quedó atrapada en la jungla cuando el agua bajó.

Se estima que la ballena tenía aproximadamente un año de edad, y creen que el animal perdió a su madre durante una migración. Además, el animal pudo haber muerto por la injesta de plásticos.

Según informó el diario O Globo, de Brasil, la ballena es de la especie Jubarte y fue hallada en el área de Araruna, en el litoral del municipio de Soure, en la isla de Marajó.

La Secretaría Municipal de Salud, Saneamiento y Medio Ambiente (Semma) informó que se comenzó un proceso de necropsia con colaboración de biólogos de la ONG Bicho D’Água y del Museo Emilio Goeldi, de Belén.

Asimismo, según informó el medio Excelsior, las autoridades brasileñas han informado que la ballena será dejada en la jungla debido a que es prácticamente imposible trasladarla a otro lugar. El plan es que el esqueleto sea extraído en partes para poder trasladarlo a un museo de historia natural en la ciudad de Belém, para futuros estudios.

Fotos: ONG Bicho D’ Agua.