Venezuela despliega su aparato militar

ANTE LA AMENAZA DE DONALD TRUMP

Venezuela desplegó ayer aviones, tanques y miles de soldados y civiles armados en ejercicios que el presidente Nicolás Maduro ordenó ante la amenaza militar y sanciones financieras anunciadas por su par estadounidense Donald Trump.
El “Ejercicio Soberanía Bolivariana 2017” se extenderá hasta mañana en todo el país, según Maduro, que lo convocó hace dos semanas tras la advertencia de Trump de una eventual intervención militar ante la grave crisis política y económica venezolana.
“Pueblo y FANB (Fuerza Armada Nacional Bolivariana) asumen la defensa del territorio y de la soberanía”, escribió el mandatario en Twitter.
La primera jornada incluyó prácticas de francotiradores del Ejército, la Armada, la Guardia Nacional y la Milicia (cuerpo civil), y hoy se realizarán maniobras de combate, dijo el ministro de Defensa Vladimir Padrino.
Rodeado de decenas de soldados en una zona montañosa de Macarao (suroeste de Caracas), Padrino dijo que la acción será de “gran provecho para la defensa del país” frente a la “agresión del imperio”.
En el despliegue, que según el alto mando activó una “fase de alerta”, participan unos 200.000 efectivos de la FANB, junto con 700.000 milicianos, reservistas y civiles.

Misiles antiaéreos
Maduro ya había convocado en el pasado a ejercicios similares, frente a lo que denuncia como un complot de Washington para invadir Venezuela y apoderarse de su riquísima reserva hidrocarburífera.
Unos 600 policías motorizados, acompañados por igual número de milicianos, desfilaron por una céntrica avenida de Caracas portando un tipo de “misil antiaéreo”, según describió el ministro de Interior, general Néstor Reverol.
También en la capital, cientos de milicianos con camuflaje y chavistas vestidos de rojo realizaron bajo la lluvia una “marcha antiimperialista” hasta el Paseo de Los Próceres, frente al principal complejo militar del país.
El viernes, un decreto de Trump prohibió negociar deuda emitida por el gobierno venezolano y por su estatal petrolera Pdvsa, lo que Maduro calificó como una “brutal agresión” que abonaría el terreno para una posible intervención estadounidense.
Padrino señaló que la FANB, a la que Maduro ha dado gran poder económico y político, apoya “todas las medidas para contrarrestar el bloqueo financiero”, que según dijo busca “asfixiar a Venezuela”.

Sanciones.
En medio de las tensiones, Estados Unidos impuso los primeros castigos económicos contra el país, tras sanciones individuales contra Maduro y otros funcionarios, acusados de quebrar “el orden democrático” y “violar derechos humanos” en las protestas opositoras.
“Es una declaración de guerra económica frente a la cual no podemos responder de manera convencional”, dijo ayer el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas. (AFP-NA)