Inicio El Mundo Un águila sorprendió cazando un "tiburón" ¿Real o fake?

Un águila sorprendió cazando un «tiburón» ¿Real o fake?

El video de un águila pescadora que vuela por las playas de Florida con un pequeño tiburón atrapado en sus garras, se hizo viral.

La filmación fue dada a conocer por la cuenta especializada @CRCiencia. La presa que lleva el águila entre sus garras fue identificada en un principio como un tiburón juvenil, pero se discute sobre el verdadero origen.

Cientos de personas regresaron a las playas del sur de los Estados Unidos, luego de que se levantaran ciertas restricciones debido a la pandemia.

Luego de identificar al pez como un tiburón juvenil, @CRCiencia recibió muchos comentarios que lo cuestionaban. Más tarde, la cuenta señaló: «La mayor polémica la ha suscitado el desdichado ‘pez’. El tuit original hablaba de un pequeño tiburón. A partir de ahí las versiones son múltiples: un tiburón juvenil, un pequeño delfín, alguna especie de túnido (género Scomberomorus)… La calidad de la imagen, así como la posición del pez (invertida, lateral) bajo el águila dificultan la identificación».

Mirá el video:

Más dudas

El director del Observatorio de delitos informáticos de Canarias, Sergio Díaz, pone en duda la veracidad del video, debido al análisis e incongruencias detectadas. Después de haber analizado el video una decena de veces, se llega a la siguiente conclusión:

En el análisis del video, se puede observar como empieza a aumentar el enfoque. Acto seguido, según Díaz se puede ver que el águila pasa de una dirección diagonal a horizontal, como si hubiese sido editado. Asimismo, se produce un aumento excesivamente rápido en el video, muy llamativo. Por otro lado, se muestra un desenfoque de la imagen, siendo otro patrón más, para dudar de que es un video real.

Por otro lado, según la misma descripción, «el “tiburón” comienza a moverse y se ve al águila ascendiendo rápidamente sin aleteos, destacando que solo realiza un aleteo para estabilizar la presa y aumentar la velocidad hasta prácticamente sobrevolar al usuario que graba el video». «Otras de las evidencias por las que carece de autenticidad este video, son los intervalos de tiempos, desde que el águila se aleja, hasta que comienza a dar la vuelta», detalló Díaz.

«En el video también observamos que ninguna de las personas que está en la playa se percata del águila, como se puede ver en la foto. Más llamativo es aún, cuando la cámara casualmente se corta cuando va a tener una mejor imagen del águila», concluyó.

Las fotos que detallan lo anteriormente expresado: