Inicio El Mundo "Viernes para el futuro"

«Viernes para el futuro»

MILES DESAFIARON LA PANDEMIA PARA PROTESTAR POR EL CAMBIO CLIMATICO

Miles de jóvenes desafiaron la pandemia de coronavirus y se manifestaron ayer en Estocolmo (Suecia) cuna del movimiento por el cambio climático, y en ciudades de Alemania, Austria, Australia y hasta de Jamaica, convocados por el movimiento «Fridays for future» (Viernes para el futuro) con el objetivo de «aumentar la presión sobre los que están en el poder».
Esta resultó la sexta movilización internacional contra la crisis climática y ecológica y en Argentina se realizó con un festival virtual del que tomaron parte organizaciones socio ambientales, músicos y distintas personalidades.
En Estocolmo, los manifestantes se congregaron frente al Parlamento, donde la joven activista Greta Thunberg inició su lucha contra el cambio climático dos años atrás. Rodeada por una decena de activistas, la adolescente de 17 años reclamó «aumentar la presión a las personas en el poder. Tenemos que tratar la crisis climática como una crisis, es tan simple como eso», dijo, con su famoso cartel «Skolstrejk för klimatet» (Huelga escolar por el clima) en la mano y llevando su barbijo.
Desde su regreso a Suecia tras un año sabático para defender la causa climática a través del mundo, Thunberg retomó su costumbre de instalarse en los accesos del Parlamento cada viernes por la mañana. «Nuestra principal esperanza, como siempre, es tratar de influir en la conciencia y la opinión pública para que la gente empiece a considerar la crisis climática, y aumentar la presión sobre quienes están en el poder para que cambien las cosas», afirmó Greta, rodeada de militantes y periodistas.

En grupos de 50.
En Suecia estaban previstos más de 200 reuniones y actividades similares, que no podían reunir a más de 50 personas en cada caso, para respetar las restricciones sanitarias impuestas en el país. A más de 2.000 kilómetros de la capital sueca, en el Artico, Mya-Rose Craig, una ornitóloga de 18 años conocida como «birdgirl», es probablemente la activista más septentrional que se unió al día de movilizaciones, comentó AFP.
En las fotos difundidas por Greenpeace (tomadas el 20 de septiembre) se la ve portando una pancarta con la consigna «Youth Strike for Climate» (Huelga de los jóvenes por el clima) en el archipiélago noruego de Svalbard, la primera línea del cambio climático.
Desde Islandia hasta Australia, pasando por Jamaica, se esperaban más de 3.000 «acciones de viernes» alrededor del mundo.
En Viena, 6.000 miltiantes (según los organizadores, la policía contó 2.500) se manifestaron pese al mal tiempo. «No sabemos cuándo terminará la pandemia, pero sabemos que la crisis climática se agrava cada día y pone en peligro los derechos humanos» expresó Klara Butz, militante de la capital austríaca. «¿Quién hará valer nuestro derecho a un futuro viable si no somos nosotros?», preguntó.

Miles de alemanes.
Las restricciones por el agravamiento de la epidemia en Alemania no impidieron que miles de jóvenes se movilizaran en muchas ciudades. En Berlín, casi 10.000 personas según la policía (los organizadores calcularon 21.000) desafiaron el mal tiempo y se concentraron en la Puerta de Brandeburgo. Muchos llegaron en bicicletas desde los barrios berlineses. «La protección del clima no puede esperar más», «No hay planeta B» o «No quemen mi futuro» fueron algunas consignas de las pancartas que sostenían.
Sobre un escenario instalado en la Puerta de Brandeburgo cuestionaron la política oficial de Angela Merkel, puntualmente la prórroga para la explotación de las minas de carbón hasta 2038.
En Hamburgo, más de 6.000 personas se movilizaron; en Colonia unas 7.000; en Friburgo 6.000, y en Bonn cerca de 3.000, informó la policía. En Munich tenían programada una manifestación multitudinaria pero debieron suspenderla por el alto índice de infección en la ciudad. En su reemplazo hubo una concentración de 500 participantes.
(Télam)