Las condiciones meteorológicas complicaron la observación del eclipse lunar

Las condiciones meteorológicas, de un cielo nublado, con lloviznas casi persistentes, impidieron al menos en La Pampa poder ver el eclipse lunar más largo del siglo.

La fase total del eclipse comenzó en Argentina a las a las 14.14 y terminó a las 18.13. La fase parcial continúa hasta las 19.19 . Esta es la parte del eclipse que sería visible desde nuestra ubicación. Sin embargo la nubosidad presente imposibilita la observación del fenómeno.

A nivel mundial, el eclipse lunar más largo del siglo XXI empezó a teñir de rojo este viernes a nuestro satélite, mientras que Marte, casi en su punto más cercano a la Tierra, brilló con todo su esplendor.

El doble espectáculo pudo observarse a simple vista, sin necesidad de protección como ocurre con los eclipses de Sol, con la salvedad de las nubes.

“Lo único que tienen que hacer es… salir”, animó a los aficionados la Royal Astronomical Society de Londres.

El eclipse, que corresponde al momento en que la Luna se sumerge en la sombra de la Tierra, pudo verse total o parcialmente en medio mundo: África, Europa, Asia y Australia.

Pero es en el este y el sur de África, Oriente Medio e India donde mejor se apreció el espectáculo.

En todos los países concernidos se organizaron actividades para observar el fenómeno.

Cerca del lago Magadi, a 100 km al suroeste de Nairobi, una pareja, Susan Muraban y Chu Owen, instalaron su propio telescopio para que los vecinos pudieran admirar el espectáculo.

“Ya lo hicimos cuando el eclipse solar de 2016”, dijo Murabana, de 39 años. En esa ocasión vinieron unos 300 miembros de la comunidad local, en su mayoría indígenas Masai. “Es la forma de darles una oportunidad” para poder observar ese tipo de fenómenos, explicó Susan, mientras su marido instalaba el aparato.

El lago Magadi está en una región aislada, lejos de la contaminación lumínica de las ciudades.

 

“Tenemos una conjunción de fenómenos inusual e interesante. La Luna debería teñirse de rojo, un poco cobriza, y Marte, conocido como el planeta rojo, estará a su lado, muy brillante, con un tono ligeramente anaranjado”, explica Pascal Descamps, astrónomo del Observatorio de París-PSL.

Para que tenga lugar un eclipse de Luna se necesita una alineación casi perfecta entre el Sol, la Tierra y la Luna. Así, cuando nuestro planeta se encuentra entre la estrella y el satélite, proyecta su sombra sobre la Luna oscureciéndola.