Inicio El Pais Acciones en alza por la nueva oferta a los acreedores

Acciones en alza por la nueva oferta a los acreedores

EUFORIA EN LOS MERCADOS

Dos de los grandes fondos acreedores de bonos de la Argentina -Fintech y Gramercy- avalaron el lunes la nueva propuesta de reestructuración de deuda formulada por el Gobierno argentino, que fue presentada formalmente ayer ante la comisión de valores de Estados Unidos (SEC, según su sigla en inglés).
Se trata de los fondos Fintech, cuyo dueño es el financista David Martínez, y Gramercy, que al igual que el anterior ya había participado de los canjes realizado en 2005 y 2010.
Ambos fondos decidieron apoyar la oferta argentina, luego de las mejoras económicas y legales introducidas por el equipo que conduce el ministro de Economía, Martín Guzmán, que elevan el valor de la oferta en un rango de entre 53 y 59 dólares, por cada 100 dólares nominales de deuda vieja, según los primeros cálculos de mercado.
«Gramercy Funds Management y Fintech Advisory Inc. acogen con beneplácito el anuncio de anoche por parte de la República Argentina, incluidas las mejoras en los términos y condiciones de su oferta original del 21 de abril de 2020», expresaron ambos fondos a través de un comunicado distribuido en las primeras horas.
«Esperamos apoyar la oferta de la Argentina, ya que prevé la sostenibilidad de la deuda y eso es crucial para un crecimiento económico duradero, alto e inclusivo», consideraron los integrantes del grupo de acreedores más dialoguista del país, entre los que se encuentra también el fondo Greylock, timoneado por Hans Humes.

Propuesta.
La Argentina formalizó ante la Comisión de Valores de Estados Unidos su decisión de mejorar la oferta a los acreedores realizada en abril último y postergar el plazo de la operación hasta el 4 de agosto.
La oferta «definitiva», según aseguran en Casa de Gobierno y en el Palacio de Hacienda, prevé la emisión de un total de trece bonos, con vencimientos que van desde 2028 a 2046.
Entre las mejoras introducidas, las autoridades decidieron que el período de gracia para comenzar a realizar pagos será de un año y no de tres como era la propuesta original.
También prevé el pago de un incentivo económico para quienes ingresen temprano a la oferta (early bird).
La iniciativa contempla además, en el reconocimiento de intereses devengados impagos, a través de su capitalización en dos nuevos títulos con vencimiento en 2030, que serán emitidos en euros y en dólares.
El monto que se abonará tomará en cuenta desde el último pago efectuado por el Gobierno de títulos canjeables, hasta los vencimientos de septiembre de 2020 o del pasado 22 de abril de 2020, según si ingresaron temprano o tardíamente a la oferta.
Otra de las modificaciones legales respecto de la primera oferta fue que los tenedores de los bonos de los canjes 2005 y 2010, podrán conservar el mismo tipo de contrato con cláusulas de acción colectiva emitidas en ese proceso de reestructuración.
Estas cláusulas de mayorías son más favorables al acreedor, respecto de las emitidas a partir del 2016, y que son las que Guzmán propuso en la primera oferta, que son las más utilizadas desde 2014 en adelante en las colocaciones de deuda a nivel global.
En cuanto al resto de los bonos, el Gobierno mantuvo la decisión de que rijan las cláusulas del 2016, acordes con el nuevo estándar de emisiones de deuda avalados por el G20 y el FMI.

Repercusiones.
En el plano político-económico, el ex equipo de finanzas de Mauricio Macri, compuesto por Luis «Toto» Caputo y Pablo Quirino salieron a elogiar por separado a la nueva oferta, al considerarla una «propuesta justa que debiera tener alta participación».
En tanto, otra voz de peso en el mundo de las finanzas, el Citibank, emitió un informe a sus clientes internacionales con la frase «esto debería ser suficiente».
El asesor económico en jefe de Allianz, Mohamed El-Erian, una eminencia en inversiones de mercados emergentes y ex CEO del fondo Pimco, uno de los mayores acreedores del país, se pronunció a favor de apostar nuevamente por la Argentina.
Si bien el grupo Ad Hoc, el más duro, mantuvo silencio de radio, se especula que podría llegar a desmembrarse debido a que al menos una parte de sus integrantes, los Exchange Bondholders, habrían alcanzado sus aspiraciones con esta oferta que mantiene la posibilidad de seguir rigiéndose con las cláusulas de acción colectiva de 2005 y 2010.
En horas de la tarde, al participar de un encuentro organizado por la Fundación Mediterránea, el ex ministro de Economía Domingo Cavallo dijo que la nueva oferta «es razonable y espero que los acreedores la acepten».
«Lo importante es que se llegue a un acuerdo», agregó Cavallo al responder a las preguntas que los participantes del encuentro también realizaron de manera virtual.
La Asociación de Bancos de la Argentina y directores y presidentes empresas manifestaron anoche su apoyo a la nueva propuesta de reestructuración de deuda presentada por el Gobierno argentino, que calificaron de «justa y acorde a las posibilidades del país».Por el lado empresario, el documento lleva la firma de José Urtubey, director de Celulosa Argentina; Marcelo Figueiras, presidente de Laboratorios Richmond; Martin Umaran, director de Globant; Daniel Herrero, Presidente de Toyota Argentina; Martin Cabrales, vicepresidente de Cabrales S.A; Mara Bettiol, titular de la UART; Alejandro Simón, presidente de Adira; y Fabián Castillo, de Fecoba.
Señalaron que la propuesta «constituye un paso importante para el futuro del país y reafirma el compromiso de la Argentina sobre el pago de la deuda, más allá del delicado contexto macroeconómico que nos encontramos atravesando». (Télam)

Apoyo de los mercados
La bolsa porteña subió ayer 9,01%, impulsada por la nueva oferta que presentó el Gobierno para reestructurar la deuda, mientras que las acciones de empresas argentinas que cotizan en Wall Street a través de ADR, avanzaron hasta 39,8%.
La jornada se caracterizó, tanto en el plano accionario como en el de renta fija, por un frenesí de parte de los inversores, luego que el Gobierno presentara durante la víspera la nueva oferta de deuda que recibió en general una respuesta positiva por parte del mercado.
De esta manera, en el panel líder del S&P Merval, Cresud ganó 23,44%; Grupo Financiero Galicia trepó 17,74%; Banco Macro, 16,56%; Banco Francés, 13,81%, y Grupo Supervielle, 13,13%.
Las únicas dos bajas se registraron en los papeles de Grupo Financiero Valores (-3,07%) y Ternium (-0,76%).
Las acciones de empresas argentinas que cotizan en Wall Street finalizaron todas con números positivos lideradas por Cresud (+39,8%); Irsa (+24,8%); Grupo Financiero Galicia (+22,8%); Banco Macro (+22,5%), y Banco Supervielle (+21,6%).
Daniela Wechselblatt, CEO de DW Global Investments, dijo a Télam que la fuerte suba en el Merval, ADRs y en los bonos soberanos, fue «impulsada por los mercados externos y por la nueva propuesta de canje que presentó el Gobierno».
En el segmento de renta fija, los bonos soberanos en dólares subieron hasta 11,8%. En este marco, el riesgo país cayó 5,7% hasta los 2.399 puntos básicos.
En los mercados internacionales, Wall Street cerró con ganancias generalizadas impulsada por la fuerte suba del 5,7 % en la bolsa de Shanghái y que no se observaba desde hacía más de dos años.
En este contexto, al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Nasdaq subió 2,21% y marcó un nuevo récord; el Dow Jones de Industriales ascendió 1,78 %; y el selectivo S&P 500 progresó 1,59%.