Inicio El Pais Acreedores rechazaron la nueva oferta

Acreedores rechazaron la nueva oferta

DEUDA: FMI Y G20 RESPALDARON LA PROPUESTA ARGENTINA

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y los países miembros del G20 expresaron el miércoles su respaldo a la oferta de deuda presentada por la Argentina a los acreedores, a los que instaron a considerar de «manera positiva» la propuesta para llegar a un pronto acuerdo.
Mientras se conocían estos apoyos, el comité de acreedores Ad Hoc y el grupo Exchange rechazó la nueva oferta presentada el lunes, bajo el argumento de que la misma «es un paso en la dirección correcta, sin embargo no alcanza» para una solución definitiva.
El pronunciamiento del FMI y de los demás foros multilaterales se produjo en el marco de reunión ministerial de alto nivel del G20 y Club de París convocado bajo el título de «Enfrentando a la crisis del Covid-19», en la que participó también el ministro de Economía, Martín Guzmán.
El ministro de Economía de Arabia Saudita, Mohammed Al Jadaan, fue uno de los más enfáticos en salir a respaldar «la necesidad de un proceso de reestructuración ordenado y sostenible de la deuda soberana, con la participación de acreedores del sector privado».
«Alentamos a los tenedores privados de la deuda a considerar la iniciativa de una manera positiva», sostuvo.Al Jadaan, en representación del país a cargo de la presidente temporal del G20 sobre el caso de la Argentina
Otro de los expositores, la titular del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, manifestó su coincidencia con el funcionario saudí respecto al caso argentino al asegurar que «el acreedor privado debe ver éste como un momento de acción, en el cual tanto acreedores como el país puedan unirse, y es por eso que tenemos que esforzarnos para lograr la colaboración mutua, de una manera racional y respetuosa».
«El Banco Mundial y nosotros haremos nuestra parte para garantizar la transparencia de la deuda y la reestructuración», dijo Georgieva quien también participó del encuentro virtual.

Guzmán.
Guzmán, por su parte, dijo que «si hay un país que conoce lo nocivo que son los descalces de moneda es Argentina».
«De hecho, ahora estamos haciendo nuestros máximos esfuerzos para reestructurar la deuda en moneda extranjera luego de un sendero de endeudamiento a partir de 2016 que terminó mal», precisó.
Sobre los efectos de la pandemia, Guzmán señaló que «es fundamental evitar aumentos de la pobreza y de la indigencia y la destrucción de capacidades de las personas y de las empresas» y que las medidas implementadas «tienen que ver con esos objetivos».

Rechazo.
Mientras Guzmán recibía estas muestras de apoyo, los miembros del grupo Exchange y del comité de acreedores Ad Hoc, considerados como los más duros en la negociación y entre los que se encuentra el fondo Blackrock, expresaron a través de un comunicado que la última oferta «es un paso en la dirección correcta, sin embargo, no alcanza una propuesta que pueda ser apoyada por los acreedores más importantes de Argentina».
Aseguraron que «ni el Grupo Ad Hoc Bondholder ni el Grupo Exchange Bondholder fueron consultados sobre los términos de la propuesta» y en consecuencia, la iniciativa «no refleja el aporte necesario de los grupos de acreedores más grandes de Argentina para entregar una reestructuración de la deuda totalmente exitosa».
«Estamos preparados para entablar un diálogo sobre modificaciones a la propuesta que permitan lograr una reestructuración consensuada, y creemos que todavía es posible», expresaron en otro párrafo de la comunicación.
La expresión de ambos grupos cerró con la afirmación de que los acreedores más grandes de Argentina siguen «listos para abordar las discusiones finales con responsabilidad y buena fe, e instar a Argentina a unirse en ese esfuerzo sin demora».
El Gobierno presentó el lunes una nueva propuesta para restructurar U$S 66.300 millones de títulos emitidos bajo legislación extranjera, en una iniciativa que le reconoce entre otras cosas, U$S 53,3 por cada título de valor nominal de U$S 100, y el comienzo del pago de intereses a partir del año que viene. (Télam)

El dólar cerró a $74,71
El dólar para la venta al público cerró a $74,71 en promedio, con un incremento de ocho centavos respecto de la víspera, y de 39 centavos (+0,52%) en los tres días hábiles de la semana corta, producto del feriado largo del 9 y 10 de julio.
En el sector mayorista, la moneda estadounidense ganó siete centavos y finalizó a $70,94, mientras que en el balance semanal subió 30 centavos (+0,42%), en tanto, con el recargo de 30% -impuesto PAÍS-, la divisa culminó en $ 97,12.
El dólar contado con liquidación (CCL), cuya operatoria cierra más tarde en coincidencia con el mercado bursátil, cotizaba a $ 109,72 (+0,2%), mientras que el dólar MEP se negociaba a
$108,70 (+0,1%).
Por su parte, el denominado dólar informal o «blue» se negociaba sin cambios, a 127 pesos por unidad.
Gustavo Quintana, analista de PR Corredores de Cambio, dijo que la inactividad de los próximos dos días «careció de impacto en el volumen negociado», que volvió a ubicarse por debajo de los 200 millones.
El especialista estimó que el BCRA tuvo que vender US$30 millones para abastecer a la demanda.
El volumen operado en el segmento de contado hoy fue de US$196 millones y se registraron US$ 32 millones en el sector de futuros del MAE. (Télam)