Inicio El Pais Actividad económica bajó 2,1%

Actividad económica bajó 2,1%

LOS DATOS SE REGISTRARON DURANTE EL MES DE DICIEMBRE DE 2019

La actividad económica retrocedió 2,1% a lo largo del año pasado, en medio de un escenario recesivo que afectó a casi todos los sectores, informó ayer el Indec. En diciembre último, el estimador mensual de actividad económica (EMAE) registró una baja del 0,3% respecto del mismo mes de 2018.
El indicador desestacionalizado observó un incremento de 0,2% con relación al mes anterior, mientras que el indicador tendencia-ciclo no registró variación, indicó el organismo. La leve recuperación de la medición desestacionalizada se dio luego de que en noviembre arrojara una disminución de 1,6%. El índice finalizó así con registros negativos en lo que fue el último año de mandato de Mauricio Macri.

Sectores.
Al referirse al estimador mensual de actividad económica por sector, el informe sostuvo que la intermediación financiera experimentó la merma más fuerte con un 9,8%. Luego se posicionó la construcción, que bajó 8% en diciembre, y acumuló 17 meses consecutivos con tendencia negativa, de acuerdo con los datos oficiales.
A su vez, el sector de otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales marcó un retroceso de 2,6%. En el otro extremo, con resultados positivos se ubicó la pesca, con un 13,5%, aunque con una incidencia muy baja en el nivel general. Con números en verde también se posicionó Electricidad, gas y agua con un 3,7%, comercio mayorista, minorista y reparaciones con 1,6% y Enseñanza con 1,2%,
Por su parte, la Administración pública y defensa trepó 1%, al tiempo que la Industria manufacturera junto a Servicios sociales y de salud sumaron 0,8% . En el caso de la industria, el de diciembre se trató del primer avance tras 19 registros consecutivos a la baja. La explotación de minas y canteras registró un alza de 0,5%, mientras que Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler subió tan sólo 0,3%.

Balanza comercial.
Por su parte, la balanza comercial registró en enero un saldo favorable de U$S 1.015 millones, informó también el Indec. Las exportaciones alcanzaron los U$S 4.549 millones y las importaciones, U$S 3.534 millones. El intercambio comercial (exportaciones más importaciones) disminuyó 8,1% con relación a enero de 2018. Las exportaciones disminuyeron 0,8% en enero (-36 millones de dólares) respecto de igual mes de 2019, debido principalmente a la caída en precios de 2,2%, ya que las cantidades subieron 1,5%.
En términos desestacionalizados, las exportaciones de enero se redujeron 6,6% con relación a diciembre de 2019. El intercambio comercial (exportaciones más importaciones) alcanzó un valor de 8.083 millones de dólares. Las exportaciones en enero disminuyeron 0,8% (-36 millones de dólares) respecto a igual mes de 2019, debido principalmente a la caída en precios de 2,2%, ya que las cantidades subieron 1,5%.
En términos desestacionalizados, las exportaciones de enero se redujeron 6,6%, con relación a diciembre de 2019, en tanto la tendencia-ciclo mostró una variación negativa de 0,6% (ver cuadro 7 y sección 4). En enero, las exportaciones de combustibles y energía (CyE), manufacturas de origen industrial (MOI) y manufacturas de origen agropecuario (MOA) descendieron de manera interanual 11,1%, 9,3% y 6,4%, respectivamente, mientras que las de productos primarios (PP) aumentaron 16,5%.

Las importaciones en enero disminuyeron 16,1% respecto de igual mes del año anterior (-678 millones de dólares).
Las cantidades bajaron 9,7% y los precios se contrajeron 7,1%.
En términos desestacionalizados, las importaciones de enero se incrementaron 9,3% con relación a diciembre de 2019, mientras que la tendencia-ciclo mostró una variación negativa de 0,7%.
En enero, las importaciones de bienes de capital disminuyeron 12,2%; las de bienes intermedios, 18,1%; las de combustibles y lubricantes, 6,3%; las de piezas y accesorios para bienes de capital, 15,2%; las de bienes de consumo, 10,6%; y las de vehículos automotores de pasajeros (VA), 47,7%.
El superávit comercial de 1.015 millones de dólares se debió principalmente a la caída de las importaciones, por las menores compras de semillas y frutos oleaginosos; reactores nucleares, calderas, máquinas, aparatos y artefactos mecánicos y sus partes; máquinas, aparatos y material eléctrico y sus partes; y vehículos terrestres, sus partes y accesorios; entre otras.
Si bien las exportaciones registraron una caída (-0,8%), es importante destacar el aumento de las exportaciones de cereales; carne y despojos comestibles; y semillas y frutos oleaginosos, entre otros.