Inicio El Pais Acusan al ex presidente del Incaa de "malversar fondos"

Acusan al ex presidente del Incaa de «malversar fondos»

LAS DENUNCIAS APUNTAN AL INCUMPLIMIENTO DE LA LEY DE CINE

La investigación judicial que analiza irregularidades en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), bajo la gestión de Mauricio Macri, quedó reorientada, tras la incorporación de nuevos elementos de prueba a la causa, a develar si existió o no «un sistema de corrupción» al que se desviaron los fondos subejecutados para el fomento del cine, según denunciaron diferentes entidades de cineastas. Se trata de cuatro denuncias que fueron promovidas el año pasado por Documentalistas Argentinos (DOCA), Directores Independientes de Cine (DIC) y la Asociación de Productores y Realizadores Independientes (APRI) sobre incumplimientos a la Ley de Cine y apuntan al ex presidente del Instituto, Ralph Haiek, y el ex gerente general, Juan Francisco García Aramburu.
En la última semana, se sumaron nuevos elementos de prueba sobre el destino final de los fondos, por lo que, ahora, los denunciantes afirman que, además de la «malversación de fondos», hay elementos para acreditar «un sistema doloso de corrupción y propaganda». En diálogo con Télam, Juan Mascaró, presidente de DOCA, precisó: «Hay pruebas suficientes en contra de Haiek para que se lo llame a declaración indagatoria. Estamos seguros de que durante el desarrollo del proceso se seguirán encontrando pruebas».

Expedientes.
Todos los casos están relacionados con una subejecución de los fondos de fomento que, afirman, alcanza los 800 millones de pesos. En la documentación se observan como principales imputaciones a Haiek y Aramburu: El incumplimiento de la ley que obliga a destinar el 50 por ciento de los fondos de fomento del cine al subsidio de películas nacionales; la negativa a otorgar créditos en los dos últimos años de gestión y el abandono del control sobre las salas de exhibición que tienen que cumplir con una cuota mínima de películas nacionales.
Por otro lado, se los imputa también por la simulación de viajes oficiales para encubrir travesías personales. En este último caso, se mencionó que se pagaron pasajes en primera clase de los funcionarios del Incaa, sobreprecios en contrataciones y en obras innecesarias, «especialmente las del cine Gaumont, en la Enerc (Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica)» y en las contrataciones para el Festival de Mar del Plata y Ventana Sur», consigna la denuncia.

Auditoría.
Las denuncias son previas a la llegada a la presidencia del Incaa del cineasta Luis Puenzo, quien adelantó la promoción de una auditoría interna y colaboración con el proceso judicial. El nuevo titular se negó a suscribir el balance 2019 que le legó la administración anterior.
Las irregularidades en las contrataciones incluyen en la documentación exhibida a la justicia: el pago de 300.000 pesos por un pato inflable para colocar sobre el lobo marino de la Rambla de Mar del Plata, en la edición 2017 del Festival Internacional de Cine de esa Ciudad, o el gasto de 2 millones de pesos en cajas de navidad en una cantidad que duplica el número de trabajadores del Instituto.
También se incluyó en la denuncia judicial un modus operandi: «cuando hay una necesidad particular, se inventa un viaje. Por ejemplo, ver las salas de cine de Paris, cuando en realidad desde el Incaa se sacan las entradas para un partido de futbol del Paris Saint Germain». También denuncian que Ralph Haiek, «quiso ir al mundial de futbol de Rusia con un amigo e invento una parada en Paris para una reunión» mientras que «cuando quiso recorrer el camino de Santiago un grupo de amigos, lo unió a un viaje oficial a España». (Baenegocios.com)