Aeroparque: choque con suerte

UN DRONE GOLPEO A UN AVION DE AEROLINEAS QUE ATERRIZABA

Un avión de Aerolíneas Argentinas que se disponía a aterrizar en el Aeroparque Jorge Newbery fue chocado ayer por un drone que se encontraba volando en la zona de la Costanera Norte y sufrió daños en su nariz, aunque tocó tierra sin ningún tipo de inconvenientes ni riesgo para la aeronave, informaron fuentes de la empresa.
El incidente, que tuvo como protagonista al vuelo AR1865 que provenía de Río Gallegos y había hecho escala en Trelew, ocurrió cuando el avión realizaba el procedimiento de aproximación a la pista, momento en el cual el drone lo embistió en la nariz provocándole daños menores, pero que lo dejaron fuera de servicio por el momento, según las fuentes.

Investigación.
El episodio está siendo investigado por la Jiaac (Junta Investigadora de Accidentes de Aviación Civil) y la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) y se suma a una serie de hechos similares ocurridos en los últimos tiempos, pese a que existe una prohibición concreta para utilizar drones en zonas cercanas a aeropuertos.
El piloto de la aeronave informó a la Torre de Control lo que estaba ocurriendo mientras dialogaba con el controlador de vuelo en el momento del aterrizaje.
No solo relató el momento en que el aparato lo golpeó, sino que además reiteró un informe de dos semanas atrás cuando ocurrió un hecho similar, aunque en ese caso sin ninguna consecuencia para el avión.
“Nos pegó en la nariz, si nos pegaba en un motor lo rompía”, dijo el comandante del vuelo, quien además ironizó señalando que “al menos este drone no vuela más”.
Fuentes aeronáuticas indicaron a Télam que el vuelo no corrió riesgo en ningún momento, que el aterrizaje se concretó sin ningún tipo de inconveniente y que incluso la gran mayoría de los pasajeros ni si enteraron de lo sucedido.

Otro caso.
Tiempo atrás el Aeroparque debió ser cerrado a las operaciones durante casi 20 minutos debido a un drone que se hallaba filmando sobre la costa del Río de la Plata, lo que implicaba un peligro para las operaciones aeronáuticas.

Reglamento.
Los vehículos aéreos no tripulados denominados drones no pueden ser operados a más de 43 metros de altura, en un espacio aéreo controlado, o dentro de un radio de 5 kilómetros del centro geométrico de la pista de un aeródromo, según lo establece la reglamentación de la Anac. (Télam)