Ahora, Nación capacitará a docentes

EDUCACION SEXUAL INTEGRAL, EN TODO EL PAIS

El Gobierno nacional finalmente reconoció la necesidad de implementar capacitaciones masivas a los docentes en Educación Sexual Integral (ESI) para que de esa manera se pueda garantizar que los contenidos lleguen a las aulas.
La gran demanda de las y los adolescentes para recibir ESI en sus colegios y el reciente debate en el Congreso sobre la despenalización del aborto pusieron en la agenda pública una Ley que está vigente desde 2006 pero que desde la asunción de Mauricio Macri a la presidencia prácticamente fue dejada de lado.
Las capacitaciones masivas de docentes vuelven en octubre, según publicó ayer el diario Página 12. Se realizarán en las ciudades de Buenos Aires -por primera vez, dado que el macrismo siempre se negó a participar de los operativos impulsados en la gestión anterior, según resaltó el matutino-, Mendoza, Trelew, Tucumán y Neuquén. En cada encuentro participarán unas 500 personas, un directivo y dos docentes por escuela.
Por resolución del Consejo Federal de Educación, en mayo, se acordó “promover que en todas las escuelas del país se organice un equipo docente referente de Educación Sexual Integral, que lleve adelante un enfoque interdisciplinario, que funcione como nexo con los equipos jurisdiccionales y que actúe de enlace con el proyecto institucional de cada establecimiento”.
Se trata de la Resolución CFE Nº 340/18, firmada por los ministros de Educación del país en Puerto Iguazú el 22 de mayo. Allí se aprobó: Asegurar las acciones necesarias para el cumplimiento de un espacio específico de Educación Sexual Integral en la Formación Inicial de todos los futuros docentes según los núcleos de aprendizajes prioritarios para cada nivel educativo”.
Establecer que se incluya en los planes institucionales el enfoque integral de la Educación Sexual Integral, ya sea de manera transversal y/o a través de espacios curriculares específicos, así como en las normas que regulan la organización institucional.
Incluir contenidos de Educación Sexual Integral en las evaluaciones a todos los docentes del país que se realizan en el marco de los concursos de ascenso conforme la normativa aplicable en cada jurisdicción.
Asegurar la realización de las jornadas “Educar en Igualdad” para la prevención y erradicación de la violencia de género, planificando y coordinando su realización en la misma semana del año en todos los establecimientos educativos del país. Esa jornada fue eliminada en 2017 por el gobierno porteño, para recuperar días de paro docente.

Reducción.
Desde que Mauricio Macri llegó al Gobierno, el Programa Nacional de ESI, creado por la Ley 26150, sufrió una política de desmantelamiento. En 2018 el Programa cuenta con menos del 40 por ciento de los recursos que tenía en 2015, en precios corrientes, según calculó el Instituto Marina Vitte, de la Ctera, con datos del Ministerio de Educación y del jefe de Gabinete.
Las capacitaciones de docentes se redujeron significativamente con el cambio de Gobierno: en 2012 participaron de actividades de capacitación organizadas por el Programa unas 12 mil docentes; en 2013, 20 mil; en 2014, 28 mil; y en 2015, 55 mil, es decir, en total unas 115 mil a lo largo de cuatro años. Con el macrismo, cayeron a 200 docentes en 2016; 1.050 en 2017; y 2.000, en 2018, reveló el informe de la Ctera.
Entre 2012 y 2015, las escuelas que participaron de capacitaciones, para que su personal estuviera más preparado para dar la ESI, fueron 44 mil. Durante la gestión de Cambiemos, apenas 600.

En La Pampa.
La ministra de Educación de la provincia, María Cristina Garello, aseguró semanas atrás que la ESI se aplica en “el 50 por ciento” de las escuelas de La Pampa y admitió que algunos docentes no la brindan en las aulas “porque no se sienten fuertes” o por cuestiones “ideológicas”.
“La ley de Educación Sexual Integral se implementa en La Pampa desde hace diez años, está incluida en los diseños curriculares. Sí es cierto que hay docentes que por cuestiones ideológicas o por no sentirse fuertes en el tema no lo desarrollan, pero las escuelas están comprometidas a hacerlo. Hoy el 50 por ciento de las escuelas de la provincia lo está trabajando. Y desde el año pasado tenemos un proyecto de capacitación de primaria y secundaria a través de aulas virtuales que se da en todas las escuelas”, aseguró Garello.
Difunden mensajes falsos
Luego el rechazo a la ley de aborto en el Senado, grupos religiosos intentan ahora impedir la Educación Sexual Integral en las escuelas. La estrategia se lleva adelante en las redes sociales y se basa en confundir y atemorizar a los padres con falsedades como que los niños deberán desnudarse en el aula, tocarse y ver sexo explícito.
Según una nota de la periodista Mariana Carbajal en el diario Página 12, distintos grupos religiosos preparan amparos judiciales contra la ley. Las iglesias evangélicas, por ejemplo, buscan que se viralicen en grupos de Whatsapp de “mamis”, de escuelas de distintos puntos del país, cadenas con información falsa sobre los contenidos de la ESI, para generar confusión y miedo en las familias.
En uno de los mensajes de audio que circula, destacó Carbajal, un pastor sostiene que los docentes obligan al alumnado a desnudarse, a tocarse entre sí las partes íntimas, “a practicar posiciones hombres con hombres, mujeres con mujeres”, y está previsto un día que los niños vayan vestidos como mujeres y las mujeres como “varoncitos”, además dice que se les muestran videos sobre el acto sexual “de personas adultas, casi pornográfico, teniendo relaciones”.
En otro audio, otro pastor afirma que “han empezado con una enseñanza desde el jardín de infantes de que hay nenas con pene y hay varones con vagina”. Al mismo tiempo, y con los lemas #ConMisHijosNoTeMetas y #SalvemosLaFamilia, la semana pasada en distintas provincias se hicieron abrazos a los ministerios de Educación, se convocaron a capacitaciones sobre la temática en diferentes ciudades, y empezaron a entregarles a las familias una carta modelo para que lleven a la escuela para declararse “objetores”, y exijan que sus hijos sean excluidos de las clases donde se imparta ESI, o los instan a presentar recursos de amparo.
También se pronunció en contra la Federación de Asociaciones Educativas Religiosas de la Argentina (Faera) conformada por 66 congregaciones e institutos de vida consagrada católicos.