Ahora piden el “2×1” los condenados por el robo de bebés

CONSECUENCIA PREVISIBLE DEL ESCANDALOSO FALLO DE LA CORTE SUPREMA MACRISTA

El represor Víctor Gallo, condenado por apropiación ilegal en el juicio por plan sistemático de robo de bebes durante la última dictadura, pidió ayer su excarcelación apelando a que se le aplique el 2×1 que convalidó la Corte Suprema de Justicia.
Gallo, quien se desempeñó como oficial de Inteligencia del Ejército durante la última dictadura, está acusado por la apropiación de Francisco Madariaga y fue condenado en 2012 a una pena única (comprensiva de otra anterior) a un total de 25 años de prisión.
Está detenido desde el 19 de febrero de 2010 y ahora pidió su excarcelación al TOF6 apelando el fallo de la Corte, lo que será resuelto en las próximas 24 horas indicaron a NA fuentes judiciales.
Francisco Madariaga es hijo de Silvia Mónica Quintela y Abel Pedro Madariaga, ambos militantes de la organización Montoneros y el segundo, además y con posterioridad, secretario de Abuelas de Plaza de Mayo.
Quintela fue secuestrada el 17 de enero de 1977 en Florida, provincia de Buenos Aires, embarazada de cuatro meses, mientras que Madariaga sobrevivió y partió al exilio, de donde regresó en 1983 para emprender la búsqueda de su hijo.
Según testimonios de sobrevivientes, Quintela permaneció en el centro clandestino de detención “El Campito”, en Campo de Mayo, y en julio de 1977 se le practicó una cesárea en el Hospital Militar de esa guarnición, en donde dio a luz a un varón al que llamó Francisco.

Francisco.
Francisco Madariaga se acercó a Abuelas de Plaza de Mayo el 3 de febrero de 2010, bajo el nombre de Alejandro Ramiro Gallo, luego de que la mujer a la que hasta entonces creía su madre, Inés Colombo, le confesara que había posibilidades de que fuera hijo de desaparecidos.
El joven se presentó en la sede de Abuelas acompañado por Colombo, quien manifestó allí que su ex esposo, Víctor Gallo, era oficial de Inteligencia del Ejército y que en 1977 le dijo que había un niño abandonado en el Hospital Militar de Campo de Mayo, a lo que ella respondió -según su relato- “cómo iban a dejar a un niño abandonado, que lo trajeran”.
Colombo contó que finalmente Gallo llevó al bebé a su casa el 10 de julio de 1977 y agregó que el niño todavía tenía el cordón umbilical, lo que le indicaba que había nacido hacía muy pocos días.
Tras el restablecimiento de la democracia, Gallo participó en el robo de una empresa financiera en la década de 1980 y de un hecho criminal en el que se asesinó a una familia, conocido como la “Masacre de Benavidez”.
Condenado.
En 2012, Gallo fue condenado junto a su ex esposa y los represores Jorge Videla, Antonio Vañek, Jorge “Tigre” Acosta, Santiago Riveros, Reynaldo Bignone, Juan Azic y Jorge Luis Magnacco, en el juzgamiento por los secuestros de los niños apropiados.

Rechazos-
Referentes de todo el arco político del país cuestionaron en las últimas horas el fallo de la Corte Suprema de Justicia y coincidieron en que ese beneficio no puede otorgarse a condenados por delitos de lesa humanidad.
El gobierno nacional también expresó su disconformidad con la utilización del beneficio del 2×1 para liberar a condenados que cometieron “delitos muy graves”, aunque el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, dijo que estaba “de acuerdo” con el fallo, si este se “ajustaba a la ley”.
El Comité Nacional de la UCR, en tanto, repudió el “criterio adoptado” por la Corte, al entender que “implica un grave retroceso de una política de Estado en materia de derechos humanos”.
A su vez, el Frente Renovador de Sergio Massa rechazó el 2×1 “en todos los casos y fundamentalmente en los de lesa humanidad”.
Para el Frente para la Victoria, la decisión del máximo tribunal es un “insólito beneficio a los genocidas”, que “significa un enorme retroceso en la lucha contra el terrorismo de Estado”. (NA)

Piden juicio político
Las Madres de Plaza de Mayo repudiaron la decisión de la Corte Suprema de Justicia, en el contexto de una conferencia de prensa frente a Casa Rosada, durante la habitual ronda de los jueves.
Junto a las Madres, estuvieron varios abogados que explicaron la situación, y reclamaron el juicio político contra los jueces de la Corte Suprema que votaron a favor la medida.
Hebe de Bonafini, presidenta del organismo remarcó que son “nuestros hijos los que van a pasar a la historia”.
Carlos Rosanski, ex juez federal, y los abogados Eduardo Barcesat y Pablo Llonto, estuvieron junto a las Madres, en el contexto del marco legal de la causa.
Horas antes, Las Madres protestaron frente al Episcopado por el llamado de la Iglesia a la “reconciliación” entre familiares de detenidos y militares. La acción consistió en una sentada en Suipacha al 1032, donde colgaron una bandera con la consigna “Ni olvido ni perdón ni reconciliación. 1000 años de prisión”. “Estamos aquí en silencio, pero con un reclamo muy duro”, sostuvo Hebe. (NA)

Acto frente a Tribunales
Organismos de derechos humanos encabezados por Abuelas de Plaza de Mayo convocaron para el próximo miércoles a un acto frente a los Tribunales en repudio al fallo de la Corte Suprema. La convocatoria es para las 18 frente al Palacio de Justicia.
“Los organismos de derechos humanos abajo firmantes convocamos a un acto contra este nuevo intento de garantizar la impunidad a los genocidas”, indicó la convocatoria, que fue acompañada por Abuelas de Plaza de Mayo y Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. (NA)