Aída Ayala seguirá internada

DIPUTADA PROCESADA PADECE GASTRITIS CRONICA

La diputada nacional de la UCR Aída Ayala, procesada y con pedido de desafuero en una causa por supuesto lavado de dinero, fue sometida ayer a una endoscopía y le diagnosticaron una “gastritis crónica reagudizada”.
Así informó el portal de Diario Chaco, luego de que la legisladora radical fuera internada el lunes en el Sanatorio Güemes, tras sufrir un “intenso dolor abdominal”.
Según indicaron fuentes de su entorno, la ex intendenta de Resistencia fue sometida a “una endoscopia digestiva alta” y se le diagnosticó una “gastritis crónica reagudizada con patología respiratoria asociada”.
Informaron, además, que la diputada “evolucionó en forma favorable durante la internación” y que “se evaluará el alta según evolución clínica durante la jornada”.
El ingreso de Ayala al centro de salud se produjo poco antes de que fuera procesada con prisión preventiva en una causa por presunto lavado de dinero a través de la contratación de proveedores con sobreprecios en su gestión en el Municipio: su detención, sin embargo, no se podrá hacer efectiva hasta tanto no sea desaforada por la Cámara de Diputados.
Debido a su problema de salud no asistió a una audiencia en la Cámara Federal de Apelaciones, relacionada al revés judicial que tuvo respecto a su pedido de eximición de prisión, y tampoco a la audiencia prevista para el martes con la jueza Zunilda Niremperger, por pedido propio, para ampliar su indagatoria.

Defensa.
El abogado de Ayala, el radical Ricardo Gil Lavedra, afirmó por su parte que “no hay ninguna razón para mantener el pedido de detención”.
“¿Qué obstrucción de prueba puede hacer cuando las empresas de las que se dice que Aída Ayala estaría integrando se encuentran hoy todas intervenidas por la Justicia? ¿Qué prueba puede obstruir en la municipalidad si actualmente está en manos de un dirigente de un partido político opositor?”, subrayó.
El letrado, en declaraciones a La Radio, señaló que “no basta con alegar cuestiones genéricas, hay que demostrar en el caso concreto” y agregó que “toda restricción que se haga de la libertad tiene que estar fundada en circunstancias concretas”.
Según fuentes del oficialismo, todavía sigue sin fecha la reunión de la comisión de Asuntos Constitucionales que debe tratar el pedido de desafuero, lo que llevó al Frente para la Victoria a acusar al oficialismo de tener “una doble moral”, en alusión al caso del ex ministro Julio de Vido, actualmente detenido en el penal de Marcos Paz.
El pasado 2 de mayo, el cuerpo que preside el macrista Pablo Tonelli se reunió para comenzar a analizar el tema y en ese marco Ayala negó los cargos y pidió que su desafuero fuera desestimado.
El oficialismo afirmó que en un segundo encuentro, que en principio estaba previsto para el pasado 15 de mayo, se iba a avanzar en una definición, pero esa reunión se canceló y por el momento no hay una nueva fecha de tratamiento. (NA)