Inicio El Pais Alberto Fernández defendió el cierre de las exportaciones de carne

Alberto Fernández defendió el cierre de las exportaciones de carne

El presidente Alberto Fernández destacó ayer la necesidad de «volver a poner el precio de la carne en sintonía con la capacidad de compra de los argentinos», al tiempo que la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias convocó a un cese de comercialización de hacienda desde el jueves, a raíz del cierre de las exportaciones por 30 días.
La decisión comunicada el lunes por el presidente a representantes del sector exportador se aplicará mientras se instrumentan medidas tendientes a ordenar el funcionamiento del sector, restringir prácticas especulativas, mejorar la trazabilidad de las exportaciones y evitar la evasión fiscal en el comercio exterior.
Fernández enfatizó la importancia de «poner orden en quiénes exportan (carne) y poner en orden el Mercado de Liniers» porque «no es posible que los exportadores que venden a China vayan» a comprar ahí, dado que entonces «prevalece el precio de la exportación y eso solo ya tergiversa el precio del mercado interno».
El mandatario, en declaraciones formuladas por la mañana a Radio 10, enfatizó en el objetivo de «volver a poner el precio de la carne en sintonía con la capacidad de compra de los argentinos y la de un exportador».
En el encuentro que mantuvo el lunes con empresarios exportadores, dejó en claro que el período de 30 días de limitación de exportaciones podrá verse reducido si generan resultados positivos las medidas anunciadas para ordenar el funcionamiento del sector.
El jefe de Estado resaltó también que no se puede «seguir viendo cómo la carne crece sin ningún justificativo» y dijo que es necesario «poner en orden el mercado interno».
«Ayer (lunes) le explicaba a los exportadores de carne que se desmadró claramente la situación. Fue una reunión muy correcta, en buen tono, ellos entienden el problema, pero no les gusta la solución», dijo.
El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró que el Gobierno está dialogando con el sector productor de carne vacuno para definir una serie de medidas que ordenen el mercado y que permitan «garantizar cortes populares, como el asado y vacío, a un buen precio y que el resto se pueda comercializar y exportar».
«El objetivo central es que Argentina exporte carne pero que garantice también el mercado interno a precios accesibles históricamente», dijo Kulfas en una entrevista con Radio con Vos.

A favor.
En línea con la postura del Gobierno, el ex director de la Federación Agraria Argentina (FAA), Pedro Peretti, respaldó la medida y advirtió que si no se avanzaba en esa dirección «cinco frigoríficos se llevaban puesto al Gobierno».
«Es una medida lógica, que al Presidente no le habrá gustado tomar, sin embargo se adoptaron todos los recaudos para que sea una medida temporaria», explicó.
El presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías, Alberto Williams, dijo hoy que la disposición oficial de cerrar las exportaciones de carnes por 30 días «es buena», y que debería ser el punto de partida para «organizar este mercado que se disparó».
En declaraciones a Télam Radio, Williams dijo que el cierre de exportaciones de carne «es un paso, hay que organizar este mercado porque se disparó, ya la carne no está al alcance del consumidor argentino; es un paso y hay que seguir luchando a ver cómo se puede organizar ese mercado que está incontrolable».
«La medida por este momento es buena; en el Mercado de Liniers hay un problema, no está entrando la suficiente hacienda para el consumo interno, habrá que ver qué pasa y cómo continua todo esto; ojalá que sea para bien del consumidor», agregó.
Señaló que «a las carnicerías carne no nos faltó, pero con este precio es imposible seguir trabajando; ya la gente prácticamente no va a comprar carne porque un kilo de milanesas a 850 pesos es un disparate, no da para el bolsillo del consumidor argentino».

Paro.
Por el contrario, las entidades agropecuarias agrupadas en la Mesa de Enlace criticaron duramente la iniciativa y dispusieron un cese de comercialización de hacienda desde este jueves hasta el 28 de mayo, aunque advirtieron que, en caso de no contar con una solución a la demanda de los productores, las medidas de fuerza se extenderán.
«Este es el comienzo de un paquete de medidas que, si no tenemos una respuesta clara y concreta y que responda a los pedidos del sector, vamos a ir incorporando diferentes metodologías y a otros sectores afectados», marcó el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes. (Télam)