Inicio El Pais Alberto Fernández ganó en primera vuelta: 48%

Alberto Fernández ganó en primera vuelta: 48%

El presidente electo Alberto Fernández salió anoche al escenario del búnker de Chacarita para hablarle a los argentinos. Acompañado por la vicepresidenta electa Cristina Kirchner y el consagrado gobernador bonaerense, Axel Kicillof. «Quiero agradecerle a todo el pueblo argentino», lanzó el presidente electo Alberto Fernández, quien afirmó que fue una «jornada histórica para la democracia». Confirmó que hoy se reunirá con Mauricio Macri para coordinar la transición, pero recordó que «hasta el 10 de diciembre el presidente es Macri». «Lo único que importa es que los argentinos dejen de sufrir de una vez por todas», aseguró.
Agradeció a continuación a todos los que quieren construir «una Argentina solidaria, igualitaria, que defiende a la educación pública, a la salud, que privilegie a los que producen a los que trabajan». «Estoy seguro que ese es el mandato que nos han dado cada uno de los que nos votaron», agregó.
Luego prometió: «Sepan los argentinos que cada palabra que dimos, cada compromiso que asumimos fue un contrato moral y ético sobre el país que debemos construir». «Vamos a construir la Argentina igualitaria que soñamos, ese es el compromiso que asumo y ojalá que quienes sean nuestro opositores en estos cuatro años sean conscientes de lo que nos han dejado y nos ayuden a reconstruir el país de las cenizas que han dejado». Y completó: «ojalá ese compromiso de diálogo que nunca tuvieron ahora lo ejerzan».

El recuerdo de Néstor.
En un tramo de su discurso recordó a Néstor Kirchner y dijo con emoción que la primera salida que tuvo como candidato presidencial fue para visitar el mausoleo del exmandatario. «Y no tuve en cuenta que hoy (por ayer) es el día en que Néstor nos dejó. Gracias Néstor donde estés, porque vos sembraste todo esto que estamos viviendo», manifestó Fernández. «No sería justo que no le reconociera a él todo lo que ha hecho por nosotros», añadió.
«Vamos a ser la Argentina que nos merecemos porque no es verdad que estamos condenados a esta Argentina», dijo luego el presidente electo y aseguró que «vamos a entrar al mundo dignamente, vamos a volver a contruir el pais que soñaron nuestros mejores hombres y mujeres porque nos lo merecemos».

CFK.
«Quiero agradecer a los cientos miles de ciudadanos y ciudadanas anónimos que han resistido y que no tienen focos group ni encuestas pero tienen pensamientos y sentimientos que los han ayudado a mantenerse en pie», comenzó Cristina Kirchner en su discurso en el bunker del Frente de Todos. Luego hizo un homenaje especial a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.
«Estoy muy contenta, nunca pensé que algún día para esta fecha iba a estar tan contenta, siempre me encuentra bajoneada pero hoy me encuentra con mucha alegría», dijo CFK al recordar a Néstor Kirchner.

Mensaje a Macri.
Luego dejó un mensaje para Mauricio Macri. «Me voy a tomar un atrevimiento, le voy a pedir aquí frente a ustedes y todos los argentinos al que todavía es presidente hasta el 10 de diciembre, por favor en mi carácter de expresidenta de dos mandatos constitucionales, que por favor hasta el 10 de diciembre tome todas las medidas que pueda tomar para aligerar alas situaciones dramáticas que se están viviendo en las finanzas del país. Es su responsabilidad», manifestó Cristina. Y recordó: «Los presidentes son presidentes desde el primer día que asumen hasta el último día que se van».
Por último pidió «a todos los hombres y mujeres de distintas vertientes del campo nacional popular que nunca más rompan la undiad que se requiere para enfrentar estos proyectos neoliberales que tanto dolor han causado».

«Oposición constructiva».
Por su parte, Mauricio Macri consiguió achicar la diferencia con Alberto Fernández, pero no le alcanzó para llegar a un balotaje. En el bunker del PRO, escenificó el festejo de una derrota: con música a todo volumen y la misma hinchada macrista de sus victorias. El Presidente salió a reconocer la derrota: «Quiero felicitar al presidente electo Alberto Fernández. Acabo de hablar con él y lo invité mañana a desayunar a la Rosada, porque tiene que empezar una transición ordenada». De todas formas, dejó en claro que no se retira de la política y que ejercerá una «oposición constructiva».
Macri estuvo solo acompañado por su compañero de fórmula, Miguel Angel Pichetto. Dijo que se trataba de «una noche distinta» y de «emociones muy especiales». Intentó tomar un tono mucho más moderado del que tuvo postPASO: «A los que no nos votaron, encontrarán en mí siempre a una persona que cree en el diálogo», afirmó.

Economía en crisis.
El próximo Gobierno que encabezará Alberto Fernández deberá afrontar una economía en crisis, desde el 12 de agosto las reservas brutas cayeron casi más 22.000 millones de dólares; el Banco Central desembolsó unos 7.500 millones de dólares para intentar controlar la divisa extranjera, que el viernes llegó a 65 pesos; se acumuló una inflación de más del 10 por ciento en tres meses (más de 50 por ciento anual) y el Producto Bruto Interno cayó el 3,5 por ciento. La futura administración también deberá afrontar los compromisos de la deuda, con una inevitable renegociación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y los acreedores privados. A esta herencia se suman elevados niveles de pobreza e indigencia, que son los índices más altos desde la crisis del 2001, una alta tasa de desempleo y una fuerte recesión. Todo un desafío para el ganador de los comicios. (Página12.com)