Allanan dependencias

La justicia allanó ayer tres dependencias de la empresa Iron Mountain, propietaria del depósito que se incendió en el barrio de Barracas el 5 de febrero pasado, y donde murieron 10 personas, y secuestró información de la compañía relacionada con la causa en la que se la investiga por presunto lavado de dinero.
El principal allanamiento se realizó en horas de la tarde en las oficinas que la empresa tiene en avenida Leandro Alem al 600, en la Ciudad de Buenos Aires, donde participó personal del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal No 12, a cargo del juez Sergio Torres, que lleva adelante la causa iniciada a partir de una denuncia presentada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).
Al término del allanamiento, la subdirectora de Operaciones Impositivas de la AFIP, Karina Vernier, dijo a la prensa que, junto a la justicia “encontramos documentos relacionados con la causa”.
En las oficinas de Alem al 600 “funciona el estudio jurídico y es dónde la empresa tiene el domicilio fiscal”. Además la justicia allanó otra oficina, ubicada en la calle Amancio Alcorta al 2.400, y un depósito de la empresa, en Saraza al 6100, todas en la Capital Federal.
Vernier enfatizó que estas acciones “no tienen ninguna vinculación con el incendio, ya que la investigación a la empresa comenzó en junio del 2013, siete meses antes del siniestro”.
La AFIP detectó maniobras financieras sospechosas de la compañía por 17,8 millones de dólares entre 2007 y 2014. (Télam)