Inicio El Pais Allanaron el penal de Ezeiza

Allanaron el penal de Ezeiza

ESPIONAJE: EL PRESIDENTE ANUNCIO LA INTERVENCION DEL SERVICIO PENITENCIARIO FEDERAL

El presidente Alberto Fernández reiteró el miércoles su «enorme preocupación» ante el presunto espionaje en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri y anunció la decisión de intervenir el Servicio Penitenciario Federal.
«Espero que la Justicia haga lo que tiene que hacer» con las denuncias de presunto espionaje ilegal, dijo Fernández ayer a la mañana en declaraciones a Radio 10 y, en relación al Servicio Penitenciario Federal, anticipó: «Vamos a ocuparnos de intervenirlo y de que estas cosas nunca más ocurran».
En ese marco, anticipó: «Vamos a designar a una persona al frente de la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios y, al mismo tiempo, va a tener el rol de interventor del Servicio Penitenciario Federal».
El mandatario contó que estuvo reunido con la persona elegida para ese cargo, aunque no reveló su nombre: «Es alguien que conozco desde mis 20 años; una persona impoluta en la Justicia».
Fernández reiteró, en ese marco, su «enorme preocupación» por la presuntas actividades de espionaje ilegal desplegadas durante el gobierno de Mauricio Macri, de acuerdo con la denuncia formulada por la actual titular de la AFI, Cristina Caamaño, a partir de evidencias encontradas en el organismo y presentadas ante la Justicia.
En este sentido, Alberto Fernández sostuvo: «Espero que la Justicia haga lo que tenga que hacer».
«Nosotros nos pasamos hablando de lo que presumíamos que ocurría en los medios, y nadie se ocupó de levantar esas palabras nuestras para investigar; ahora resulta que apareció una investigación», remarcó el Presidente.
«Como yo siempre digo, eso es un tema de la Justicia, y espero que la Justicia actué como debe actuar», dijo y añadió: «Lo que sí debo garantizar yo como Presidente es que eso nunca más vuelva a ocurrir».
Al referirse a las denuncias sobre presuntas escuchas a detenidos, y sus abogados o visitas, el mandatario reflexionó: «Yo he ido a Ezeiza muchas veces y seguramente yo estaré también allí escuchado».
En esa línea, citó una frase del ex procurador Esteban Righi («a un gobierno se lo juzga por sus cárceles») y analizó que, «según se trate a los presos, es un gobierno que se preocupa o no de los derechos de la gente».
«Para mí eso es una obsesión», dijo Fernández y aseguró que «no quisiera que las cárceles funcionen como han funcionado hasta ahora».

Allanamiento.
Efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) allanaron distintos espacios del penal de Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires, en el marco de la causa en la que se investigan supuestas maniobras de espionaje ilegal sobre políticos, periodistas, dirigentes sociales e, incluso, sobre ex funcionarios que estuvieron detenidos en esa cárcel.
El allanamiento lo dispuso el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena y, según pudo confirmar Télam, también incluyó tareas de la Gendarmería, que se encargó del perímetro de la cárcel de Ezeiza.
La medida fue dispuesta después de que trascendiera que, durante el gobierno de Mauricio Macri, hubo un grupo de ex miembros de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) que se habrían dedicado a espiar dentro de la cárcel de Ezeiza.
El lunes, el canal de noticias C5N informó que personal ajeno al servicio penitenciario había ingresado al pabellón B del módulo 6 del penal de Ezeiza a realizar tareas de «limpieza», lo que fue interpretado en el mundillo judicial como una eventual maniobra para ocultar prueba.
En ese penal estuvieron detenidos, entre otros, el ex vicepresidente Amado Boudou; el ex secretario de Legal y Técnica de la Presidencia y actual Procurador del Tesoro Carlos Zannini; el dirigente Luis D’Elía; y el ex funcionario Carlos Kirchner, primo del ex presidente.

Querellantes.
La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, coincidieron esta semana en solicitar ser tenidos por querellantes en el marco de la causa en la que se investiga si ambos fueron víctimas de espionaje ilegal durante la presidencia de Mauricio Macri.
Los planteos formulados el lunes por la ex presidenta y ayer por el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires configuraron un escenario de virtual acercamiento entre rivales políticos dado que coloca a ambos en el lugar de víctimas, con la intención de poder ejercer sus derechos en el desarrollo de la causa. (Télam)