Inicio El Pais ANMAT no retira los implantes que fueron prohibidos en Francia por causar...

ANMAT no retira los implantes que fueron prohibidos en Francia por causar cáncer

La semana pasada, se conoció que la Agencia Nacional de Productos Sanitarios de Francia emitió un comunicado de alerta y prohibición del uso en ese país de varios modelos de implantes mamarios que están asociados a un extraño tipo de cáncer, informó el portal Infobae. En este sentido, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) afirmó que por el momento no retirará tales implantes del mercado.

Los casos reportados fueron de linfoma anaplásico de células grandes, los cuales comenzaron a registrarse en 2007. En la actualidad hay detectados 457 casos en todo el mundo, según informó la Food and Drug Administration (FDA) en una reunión internacional con 40 referentes de las sociedades médicas, fabricantes y pacientes, que realizó a fines de marzo para analizar el problema. Sin embargo, por el momento no se tomó ninguna determinación.

Según Infobae, en la Argentina se reportaron ocho casos de las 400 mil pacientes operadas en los últimos diez años. Asimismo se informa que la elección del período de tiempo elegido para el seguimiento está dada porque este tipo de lesión aparece entre los ocho y los diez años posteriores a la colocación del implante.

En este sentido, ANMAT se hizo eco de la noticia e informó su decisión al respecto a través de un comunicado:

“ANMAT informa, respecto a la aparición de casos de Linfoma Anaplásico de Células Grandes (LACG) en pacientes con implantes mamarios, que esta Administración se encuentra monitoreando la situación y el comportamiento de los productos cuestionados.

Por el momento, luego de evaluar la información disponible, no se puede establecer fehacientemente la causa originante del linfoma. Entre los posibles causantes, se mencionan los implantes con superficie texturada/rugosa y/o con superficie recubierta de poliuretano, la base genética de las personas o una posible contaminación.

Es por ello que la ANMAT, hasta el momento, no ha ordenado el retiro de los implantes del mercado, en concordancia con las medidas adoptadas por las Agencias Reguladoras Europeas (a excepción de Francia), la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos y, entre otras, la Therapeutic Goods Administration (TGA) de Australia.

Aquellas personas que posean implantes mamarios deben continuar con los controles médicos habituales y, en caso de experimentar algún efecto o problema no esperado (como aumento brusco del volumen de la mama, contractura capsular, ulceración, nódulo/masa, inflamación, dolor o alteraciones dermatológicas localizadas), deberán acudir a su médico para la revisión y evaluación de la situación. No obstante, este tipo de linfoma asociado a implantes mamarios es una enfermedad poco frecuente.

Es preciso recordar que los profesionales médicos evalúan particularmente a cada uno de sus pacientes y les informan sobre los posibles riesgos que conlleva la utilización de este tipo de productos. Así como también evalúan en cada caso la pertinencia de uso y realizan el seguimiento correspondiente.

Es importante reiterar a los pacientes que deben seguir las indicaciones de su médico y realizar los controles de rutina, en especial ante la aparición de algún efecto no deseado para su evaluación temprana.

Esta Administración se reunirá con representantes de sociedades técnicas y científicas para continuar con el seguimiento del tema. Asimismo, fortalecerá la interacción con las Agencias Sanitarias extranjeras a fin de evaluar las acciones a implementar y proceder a actualizar la información en caso de corresponder”.

Además, informó sobre dónde reportar cualquier duda o consulta: en el teléfono 0-800-333-1234 de lunes a viernes de 8 a 18 y los sábados, domingos y feriados de 10 a 18 o bien por correo electrónico a responde@anma.gov.ar