Inicio El Pais Apareció muerto el principal sospechoso por la muerte de Brisa

Apareció muerto el principal sospechoso por la muerte de Brisa

Matías Méndez, tío y principal sospechoso del femicidio de Brisa Méndez, una joven de 13 años que fue abusada sexualmente y luego asesinada, fue hallado este jueves ahorcado en su celda de la alcaidía de la ciudad bonaerense de Campana.
  
Según fuentes policiales, los investigadores creen que se trata de un suicidio, pero esperan los resultados de la autopsia para confirmar esa hipótesis.

Méndez, de 27 años, cumplía prisión preventiva desde diciembre pasado procesado por el delito de «abuso sexual seguido de muerte» por el juez de Garantías 6 de Pilar, Nicolás Ceballos.

Los agentes advirtieron que el detenido se encontraba sin vida al momento de realizar un recuento de presos en horas de la madrugada.
  
Brisa, quien había desaparecido en Pilar el 6 de noviembre, fue hallada enterrada en la casa del imputado pocos días después y las pericias constataron que fue violada y asfixiada.

Una de las pistas por las cuales los investigadores llegaron hasta la vivienda del principal sospechoso fue un mensaje de Facebook que supuestamente había escrito la menor y en el que decía que se iba a ir lejos y que no iba a volver.

Luego se descubrió que esa publicación se hizo desde la casa del tío de la víctima, por lo que se ordenó allanar el lugar.

El juez consideró que en las pruebas recolectadas se observaba «la crueldad con la que Méndez habría actuado con quien resultaba ser su propia sobrina, quien dada su condición de familia nunca habría desconfiado de él y así colocarse, por ésa sola condición, en un estado de indefensión».

El magistrado señaló que Méndez violó, golpeó y asfixió hasta la muerte a la víctima «y su crueldad no feneció allí, sino que además procedió a enterrarla en el fondo de su domicilio para luego, utilizando la cuenta de Facebook de aquella, intentar lograr su impunidad».

Tras el hallazgo de su hija asesinada, Vanesa Méndez, pidió que se hiciera «justicia» y que su hermano «se pudra» en la cárcel.

«No tengo palabras y pido justicia para mi hija. Ella había pedido salir para hacer compras y nunca regresó. Todo el barrio la buscaba y las cámaras de seguridad nunca la vieron salir de la zona. Pido justicia y que se pudra en la cárcel», había dicho la mujer. (NA).

FOTO: TELEFE.