Aranguren perdió un funcionario clave

MARCHA ATRAS CON AUMENTO DE NAFTA

El subsecretario de Coordinación Administrativa, Marcelo Blanco, renunció el jueves a su cargo en forma indeclinable. Era considerado un hombre de estrecha confianza del ministro de Energía, Juan José Aranguren.
En su carta de renuncia, Blanco justificó su dimisión en “razones personales” y señaló que prevé dedicar más tiempo a su “familia y a otros proyectos en el ámbito profesional”.
“Ha sido un privilegio y un honor poder pertenecer a su equipo con un reporte directo a usted”, sostuvo Blanco.
El funcionario destacó el “liderazgo” de Aranguren y sostuvo que el ministro se ha “constituido en un pilar fundamental del cambio positivo por el cual está atravesando nuestro país”.

Combustibles.
Por otra parte, el Gobierno nacional y las principales empresas petroleras del mercado acordaron frenar el incremento del 1,3% en los precios de las naftas y el gasoil que se iba a aplicar a partir del viernes.
Fuentes de una compañía dijeron que el incremento fue frenado mientras se mantenga abierta una negociación iniciada en la tarde de este jueves con el ministerio de Energía y Minería que conduce Juan José Aranguren.
La administración de Mauricio Macri convocó a las petroleras para discutir un mecanismo de compensación impositiva y así mantener los precios estables al menos hasta el 5 de julio, de acuerdo con el congelamiento de precios firmado el 8 de mayo pasado.
El Gobierno y las petroleras continuarán con la negociación en las próximas horas por lo que al menos por el viernes no habrá movimientos en los surtidores de las estaciones de servicio de todo el país.
Los precios de los combustibles iban a volver a aumentar el viernes debido a una decisión de la AFIP, que subió un impuesto con incidencia directa sobre los valores de naftas y gasoil.
La AFIP decidió aumentar 6,7% el Impuesto a los Combustibles a partir del primero de junio, lo que determina un incremento del 1,3% en el precio final de las naftas y gasoil, aunque esto ahora no será aplicado.

Acuerdo.
La gestión Macri busca que no se rompa el acuerdo por el que las petroleras se comprometieron a no subir los combustibles hasta el 5 de julio.
El 8 mayo último el ministro de Energía y Minería acordó con las petroleras YPF, Pan American Energy y Shell Argentina un congelamiento de precios en los combustibles por dos meses.
El acuerdo rige durante mayo y junio de 2018, y las empresas podrán “compensar” costos en el segundo semestre del año, por lo que se prevé que los precios de los combustibles podrían aumentar hasta 12 por ciento de una vez el 5 de julio.
Por la suba del Impuesto a los Combustibles, el Tesoro recaudaría en junio más de 600 millones de pesos adicionales; el ITC que carga la venta de naftas y gasoil aporta, en total, unos 10.000 millones de pesos por mes. (NA)