“Argentina está conectada al mundo”

MAURICIO MACRI PUSO PUNTO FINAL A LA CUMBRE DEL G20

Con el presidente Mauricio Macri como anfitrión, la Cumbre de Líderes del G20 culminó finalmente ayer en Buenos Aires -la primera celebrada en Sudamérica- con la aprobación de un documento final con mínimos puntos de acuerdo o compromisos concretos, aunque el mandatario argentino mostró su satisfacción con los resultados y destacó que el país está “conectado al mundo como nunca antes”.
“Hoy tenemos una Argentina conectada al mundo como nunca antes en su historia. El mundo nos ha dado un lugar, tiene interés, quiere participar. Se nos abren oportunidades en un contexto duro, difícil. Hemos ido acordando cosas en beneficio de los argentinos para generar más oportunidades para la gente, para el desarrollo”, indicó Macri en conferencia de prensa apenas difundido el texto final en inglés.
Tras un día y medio de deliberaciones en el predio de Costa Salguero, el presidente destacó que la responsabilidad de la Argentina era “encontrar consensos” para la difusión de un documento final y, en esta línea, agradeció a todos los delegados y subrayó “el nivel de coordinación y de coincidencia en un momento en el mundo en el que hay muchas tensiones”.
Con las divisiones a la vista y en medio de la presión del estadounidense Donald Trump para la elaboración del texto final, el mandatario anfitrión sostuvo que “lo que se está planteando es un comercio justo” y dijo que “la Argentina es la primera en creer que después de tantos años de aislamiento todo el futuro pasa por comerciar, por conectarnos con la mayor cantidad de países”.
A diferencia de lo que había pasado en Hamburgo en la cumbre de 2017, esta vez hubo un documento final único, que incluye las principales posiciones unilaterales del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pero sin modificar el consenso internacional alrededor del libre comercio y la lucha contra el cambio climático.

Comercio y clima.
En ese texto, se reconocieron “problemas de comercio” pero se evitó toda referencia al proteccionismo en momentos en que Estados Unidos y China se enfrentan por el tema, al tiempo que se reconoció el desacuerdo de Washington en relación al combate al cambio climático: todos los miembros signatarios del Acuerdo de París -todos menos Estados Unidos- abogaron por la “completa implementación” del pacto al que calificaron de “irreversible”.
Al ser consultado sobre la ausencia de la palabra “proteccionismo” en el texto final de la cumbre, Macri dijo -con tono componedor- que “Estados Unidos no acepta ese etiquetado y encasillamiento cuando es la economía más abierta del mundo”, al tiempo que destacó los mensajes de apoyo de sus pares a la marcha de la economía argentina.
“Los países del G20 nos dicen que estamos avanzando y no hay manera de que ningún presidente diga algo diferente a lo que piensa. Podrían venir, estar callados, hacer la reunión e irse, pero todos dijeron que vamos por el camino correcto”, completó.
En alusión al cambio climático, uno de los temas ríspidos de la cumbre, remarcó que “hubo acuerdo en que cada uno tiene que seguir encarando compromisos con fuerte apoyo en las energías renovables, sector en el que la Argentina está apostando fuertemente”, a pesar de lo cual no hubo metas concretas en el documento final respecto de la reducción del calentamiento global.

Reuniones.
Siempre en materia de política internacional, Macri también buscó capitalizar la posibilidad de mostrarse y sellar acuerdos con todos los jefes de Estado congregados en Buenos Aires para la cumbre. “Vamos a totalizar 17 reuniones bilaterales en estos tres días, todas en las que hemos ido arreglado cosas en beneficio para los argentinos”, aseguró el mandatario, que dijo que se concretaron en estas jornadas “financiamientos para proyectos de agua potable, residuos e infraestructura vial, por 3.000 millones de dólares”.
Con una agenda que comenzó con reuniones a las 7 de la mañana y terminó con cenas por la noche, Macri logró agendar encuentros con los gobernantes de Estados Unidos, Alemania, Rusia, China, Japón, Francia, España, Italia, Reino Unido, Canadá, India, Singapur, Corea del Sur, Turquía y Arabia Saudita, entre otros.
En torno, al Presidente buscarán sacar un rédito político interno ante lo que consideran un triunfo en la vidriera internacional. “Acaba de concluir una nueva edición del G20. Ha sido un hecho inédito, una enorme responsabilidad, una muestra de apoyo a las enormes transformaciones que están teniendo lugar en la Argentina”, dijo Macri como cierre del foro.

“Problemas” en el comercio.
Los líderes del G20 reconocieron los “problemas” en el comercio global en el documento final publicado al término de su encuentro de dos días de duración, aunque evitaron mencionar el proteccionismo con el que Estados Unidos procura enfrentar las políticas expansivas de China.
En una declaración conjunta de ocho páginas en total, sobre la que existían dudas acerca de su efectiva concreción, el G20 se comprometió a trabajar en pos de un desarrollo mundial justo y sostenible, al tiempo que admitió que el sistema comercial multilateral “falló en sus objetivos”.
“El comercio internacional y la inversión son motores del crecimiento, la productividad, la innovación, la creación de empleos y el desarrollo. Actualmente, el sistema no está cumpliendo con sus objetivos”, señaló el G20. “Por lo tanto, apoyamos la reforma necesaria de la OMC para mejorar su funcionamiento. Revisaremos el progreso en nuestra próxima cumbre” (en Osaka, Japón), agregaron.
El futuro del trabajo en medio de un proceso de expansión tecnológica global, la promoción de infraestructuras que permitan el desarrollo, un futuro alimentario sostenible y una estrategia que impulse la igualdad de género se convirtieron también en temas centrales de la agenda.
Por otra parte, los mandatarios del G20, aunque con excepción de Estados Unidos, como se preveía, se comprometieron a alcanzar los objetivos del Acuerdo de París para enfrentar en conjunto el calentamiento global. “Los firmantes del Acuerdo de París, que también adoptaron el Plan de Acción de Hamburgo, reafirmaron que el Acuerdo de París es irreversible y se comprometieron con su completa implementación”, resaltaron los líderes globales. (NA-Télam)