Inicio El Pais Argentina superó los 70 mil muertos

Argentina superó los 70 mil muertos

LA PANDEMIA SIGUE AVANZANDO EN TODO EL TERRITORIO NACIONAL

Argentina superó ayer la barrera de los 70 mil fallecidos desde que se inició la pandemia de coronavirus, durante una jornada que registró la muerte de 400 personas y el contagio de otras 21.469, mientras el gobierno nacional aguarda un trámite legislativo «favorable» para el proyecto de ley que establece criterios básicos epidemiológicos y las acciones a tomar ante cada escenario para combatir la segunda ola de la enfermedad.
Según las cifras informadas ayer por el Ministerio de Salud, el total de fallecidos desde el inicio de la pandemia llegó a 70.253, en tanto que los casos positivos alcanzaron 3.290.935. Según el informe, hay 5.517 pacientes internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 70,1% en el país y del 76,5% en el Area Metropolitana Buenos Aires (AMBA).
Los contagios registrados ayer se distribuyeron en Buenos Aires (8.390), CABA (2.292), Catamarca (375), Chaco (342), Chubut (164), Corrientes (51), Córdoba (2.125), Entre Ríos (69), Formosa (7), Jujuy (92), La Pampa (534), La Rioja (134), Mendoza (596), Misiones (164), Neuquén (476), Río Negro (322), Salta (132); San Juan (284), San Luis (461), Santa Cruz (194), Santa Fe (2.449), Santiago del Estero (471), Tierra del Fuego (34) y Tucumán (509). En este contexto, el gobierno ya programa prorrogar el Decreto de Necesidad y Urgencia que estableció nuevas restricciones y vence el viernes 21 de mayo.

Herramienta legislativa.
«Esperamos aprobarla», dijo esperanzado una figura de máxima relevancia, minutos después de que el avión presidencial abandonara tierra europea con rumbo a Buenos Aires. Se refería así al proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso que establece los criterios básicos epidemiológicos para mitigar la pandemia, y que será debatido la semana que viene en el recinto, durante una sesión especial y luego de haber obtenido dictamen en un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Salud del Senado.
El oficialismo pretende que, una vez aprobado en el Senado, el texto sea girado rápidamente a Diputados para lograr una veloz sanción, ya que debería comenzar a regir antes del 22 de mayo, cuando pierde vigencia el decreto presidencial que estableció las actuales restricciones.

Curva ascendente.
En tanto, el promedio de casos diarios de coronavirus a nivel nacional, que hasta la semana pasada había logrado un descenso, subió en los últimos días un 4% respecto de la semana anterior como consecuencia del aumento de contagios en varias provincias y la desaceleración de la baja en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense. «Si consideramos la cantidad de casos diarios reportados a nivel nacional observamos que la curva no sólo ha detenido su descenso sino que muestra un incremento del 4% respecto a la semana anterior. El jueves 13 de mayo el promedio de casos diarios era de 20.932 mientras que el 6 de mayo era de 20.091», advirtió Soledad Retamar.
Esta docente e investigadora integra el Grupo de Investigación en Bases de Datos (GIBD) de la Facultad Regional Concepción del Uruguay, de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), afirma que el comportamiento de la curva es diferente según la jurisdicción analizada: «cuando analizamos la evolución de la pandemia en distintas jurisdicciones podemos distinguir que la zona del AMBA continúa aún en descenso, aunque menor», indicó.

Patentes.
En el plano internacional y ante la trabada negociación por una exención temporal de patentes de las vacunas, Bolivia encabeza los esfuerzos por un camino alternativo que podría sentar un antecedente: utilizar la flexibilidad de la misma norma que debate la Organización Mundial de Comercio (OMC) para obligar a Johnson & Johnson a otorgar licencia de su inmunizante a otro laboratorio para la producción.
Concretamente, el país firmó un convenio con la empresa canadiense Biolyse Pharma para fabricar e importar 15 millones de vacunas monodosis de Johnson & Johnson, siempre y cuando se consiga una licencia obligatoria, contemplada en el acuerdo sobre propiedad intelectual de la OMC que más de 100 países, incluyendo ahora a Estados Unidos, buscan que se levante mientras dure la pandemia. Teniendo en cuenta que las patentes son otorgadas por gobiernos, las mismas autoridades pueden habilitar a que otros fabriquen productos patentados a cambio de un canon para el poseedor de la propiedad intelectual.
Una modificación que rige desde 2017 permite que estas licencias obligatorias se utilicen no solo para el mercado doméstico, sino también para que los países puedan importar productos farmacéuticos genéricos, reclamo impulsado por naciones africanas ante los altos costos de fármacos contra el VIH.
Bolivia ahora hace uso de esa flexibilidad de la norma y ya presentó ante la OMC la documentación justificando la necesidad de importar la vacuna de Johnson & Johnson mediante una licencia obligatoria.
(Télam)