Inicio El Pais Argentina tiene un nuevo tratamiento para la hipertensión arterial pulmonar

Argentina tiene un nuevo tratamiento para la hipertensión arterial pulmonar

La Argentina ya cuenta con un nuevo tratamiento aprobado por la Anmat para la hipertensión arterial pulmonar, una afección grave y poco conocida que padecen más de 25 millones de personas en el mundo, informaron este domingo especialistas.

La nueva opción terapéutica demostró reducir un 40% el riesgo de progresión de la enfermedad, que se caracteriza por el aumento de la presión en las arterias pulmonares, lo que las vuelve más estrechas y deja menos espacio para que circule la sangre.

“Eso hace que el corazón trabaje mucho más para expulsar la misma cantidad de sangre que si no tuviese estrechamiento. Sería como una calle chica con un embotellamiento: aumenta la presión y eso hace que la circulación sea dificultosa”, graficó el cardiólogo Eduardo Perna.

El médico, jefe de la división de Insuficiencia Cardíaca e Hipertensión Pulmonar del Instituto de Cardiología “J.F.Cabral”, de Corrientes, alertó que esa situación puede conducir a una insuficiencia cardíaca, principal causa de muerte en esos pacientes.

“Si bien es una patología que al momento no tiene cura, nuevas opciones terapéuticas permiten mejorar los síntomas y la calidad de vida de los pacientes. En este caso, el nuevo fármaco, llamado selexipag, se administra oralmente dos veces por día”, describió el neumonólogo Jorge Cáneva, jefe del Servicio de Neumonología y miembro del grupo de hipertensión pulmonar del Hospital Universitario Fundación Favaloro.

El especialista destacó que “el estudio de investigación clínica con ese fármaco se hizo a largo plazo en más de 1.100 pacientes, y demostró muy buenos resultados respecto del perfil de seguridad, tolerancia y eficacia”.

“Es una enfermedad que se asocia a fatiga, falta de aire, cansancio y paulatina pérdida de la calidad de vida. Como los síntomas son comunes a muchas enfermedades y se presentan en pacientes de todas las edades, incluyendo los jóvenes, la consulta y el diagnóstico se suelen hacer en forma muy tardía”, explicó por su parte el cardiólogo Guillermo Bortman, director de trasplantes del Sanatorio de la Trinidad Mitre de Buenos Aires. (Télam)