“Argentina puede ser un país mejor”

SERGIO MASSA RATIFICO SU CANDIDATURA PRESIDENCIAL

El precandidato presidencial del Frente Renovador, Sergio Massa, ratificó ayer su postulación para las PASO de agosto próximo, admitió “errores” en su construcción política y criticó a sus rivales presidenciales “que no hablan” ni dicen “cuál es el cambio que quieren”.
En un discurso en el Museo de Arte de Tigre, Massa dijo haber sentido el respaldo de mucha gente -y destacó con emoción el de su propio hijo- y recordó sus comienzos en 2013, cuando nació “como fuerza política para frenar la idea de eternidad” y que ese límite “hubo que transformarlo en un puente hacia el futuro”.
“El desafío de construir sin el aparato del Estado una fuerza política en condiciones de enfrentar una elección muchas veces se hace contra viento y marea, porque se pelea contra el látigo y la chequera”, remarcó, y dijo que su partido se metió “en el barro de la política y a lo mejor ese barro hizo cometer errores”.
Massa consideró que “los errores cometidos por entrar en ese barro” lo hicieron “desviar del eje central, que es la gente”, y llamó a “entender que la política no son los dirigentes, la política es la gente”.
“El sistema político electoral de la Argentina favorece a los oficialismos y a los aparatos. Nosotros no tenemos el aparato del Estado. Pero construimos con un equipo convencido de qué país podemos tener y qué país no queremos tener”, subrayó.
El diputado reiteró su intención de mejorar la situación de los jubilados, de “derrotar la inseguridad” y de que “los corruptos vayan presos”, además de defender los programas sociales “pero usarlos como puente de retorno al trabajo de millones de argentinos”.
Massa cuestionó “la Argentina de los candidatos del silencio”, cuestionó que Daniel Scioli “no diga lo que piensa” y, en alusión a Mauricio Macri pero sin nombrarlo, remarcó que “algunos dicen que quieren un cambio pero no dicen cuál”.
“Yo no busco un cargo. Soy joven y cometí errores, pero tengo el sueño de que la Argentina puede ser un país mejor. Y tengo la seguridad de que nos arremangamos entre todos podemos construir un país en serio para los 40 millones”, enfatizó.

Polarización.
Al finalizar, embistió contra quienes buscaron potenciar la polarización entre el oficialismo y el PRO: “A los que pretendieron usar su poder para empujarnos y corrernos, para sacarnos de la cancha, acá estamos, este soy yo, lo que ven, no hay nada más”.
Massa concluyó con un guiño a quienes lo votaron en 2013 y quienes aún lo apoyan en las encuestas, diciendo que quienes “depositaron (en él) su confianza y que creen que este país puede ser mejor”, les ratificaba que será “candidato a presidente de los argentinos”.
Sin dirigentes, Massa se retiró acompañado de su mujer, Malena Galmarini, y dio por concluido su discurso, sin habilitar preguntas.

Alianzas.
A pesar de que el tigrense despejó las dudas sobre su postulación, las versiones cruzadas persistían al interior del Frente Renovador, e incluso algunos referentes del conurbano bonaerense hablaban de la concreción de un acuerdo con el macrismo negociado por Joaquín de la Torre, algo que fue desmentido por parte de la cúpula massista.
La jornada no pudo ser perfecta para Massa: el economista Miguel Peirano, miembro del equipo de asesores del FR, abandonó el massismo en discrepancia con la conducción y con los intentos de negociación con el PRO. (Télam)