Inicio El Pais Ataque comando, ocho fugados y un muerto

Ataque comando, ocho fugados y un muerto

Ocho internos prófugos y un muerto es el saldo de la fuga masiva perpetrada este domingo por la tarde en la cárcel de Piñero, que contó con apoyo desde el exterior de personas que dispararon con ametralladoras contra la prisión ubicada 30 kilómetros al sudoeste de Rosario. A su vez, agentes penitenciarios lograron recapturar a otros 7 reclusos que intentaron evadirse en la misma acción e inmediatamente se desplegaron operativos para dar con el resto. El hecho se produce a poco más de un mes de la insólita fuga de dos presos de la misma unidad penitenciaria y un día después de un feroz enfrentamiento a tiros en la ruta 14, protagonizado por un grupo que había ido a buscar a un recluso que tenía salida domiciliaria.

Momentos de mucha tensión se vivieron cerca de las 17.20 de este domingo en la Unidad Penitenciaria Nº 11 de Piñero cuando un grupo numeroso de internos emprendieron la fuga a través de un hueco que hicieron en el vallado perimetral del predio carcelario mediante el uso de amoladoras, lo que da cuenta de que se trató de una fuga preparada y organizada. Previamente, en el interior de la cárcel se originó un motín, que tuvo como protagonistas a los internos que finalmente se fugaron.

Detectado el intento de escape, comenzaron los disparos de los agentes penitenciarios que fueron respondidos desde el exterior del penal por personas armadas con ametralladoras que les brindaban apoyo externo a los presos para lograr el escape, que fue consumado por un total de 8 internos que finalmente se habrían escapado en tres vehículos que los habían ido a rescatar y se alejaron tirando miguelitos en la ruta, lo que provocó el vuelco del acoplado de un camión que circulaba por ahí. A su vez, como resultado del tiroteo se registró la muerte de una persona que al cierre de esta edición no fue identificada por las autoridades. Extraoficialmente se sostenía que sería uno de los que buscaban escaparse.

Sobrepasado por el grado de la fuga, personal penitenciario tuvo que solicitar el apoyo de las diferentes unidades policiales de las localidades aledañas y del Comando Radioeléctrico de Álvarez. De esa manera, se pudo apresar a 7 internos que intentaron evadirse en la misma acción aunque al cierre de esta edición se mantenía la búsqueda de los otros 8. La investigación del caso quedó a cargo del fiscal Franco Carbone de la Unidad de Flagrancia, quien difundió el nombre de los 8 internos fugados: Alejandro Andrés Candia, Sergio Martín Cañete, Alejandro Antonio Schmittlin, Exequiel Rodolfo Romero, Joel Isaías Rojas, Martín Alejandro Cartelli y Claudio Javier Mansilla. Este último, conocido como «Morocho», es a quien habrían ido a liberar especialmente ya que se trata de un narco que disputaba un territorio en barrio Godoy y también habría sido, antes de ir a prisión, un hombre de confianza de la familia Cantero. Además, estaba en pleno juicio por un doble crimen de septiembre de 2018 y hoy a primera hora tenía programada la audiencia imputativa.

En una serie de videos que se viralizaron rápidamente por redes sociales y que fueron filmados con celulares desde adentro de la cárcel por otros internos, se puede ver cómo el grupo de presos escapa a través de un hueco en el vallado perimetral mientras se escucha una ráfaga de disparos. Al mismo tiempo, se escucha a quien presuntamente está filmando el video que comenta entre risas: «Los pibes yéndose de Piñero. Puro cuete, puro cuete. Los guachos le tiran de afuera. Ahí se van los pibe, se re fueron de Piñero. Se re tomaron el palo». Y añade: «A la mierda la visita de mañana», lamentando que por el incidente seguro se quedarían sin visitas en el día de hoy.

Este incidente se produce semanas después de la insólita fuga del pasado 17 de mayo, en la que dos reclusos lograron escaparse escondidos en cajas con elementos de limpieza y víveres que eran transportados en unas carretillas o carritos por visitantes que habían ingresado para ver a los luego evadidos. Por este caso ya hay dos mujeres que firmaron un juicio abreviado a dos años y medio y tres años de prisión condicional, respectivamente, mientras que el viernes pasado siete guardias recuperaron la libertad al cambiar la figura penal de la causa por fuga culposa, al entender la Justicia que no hubo connivencia para el escape. Por su parte, otros dos penitenciarios, un celador y su auxiliar, continúan detenidos.

Vale mencionar también que el sábado, un día antes de la fuga de los 8 presos, se produjo un feroz enfrentamiento a tiros entre dos facciones armadas en la ruta 14, en jurisdicción de Soldini. Según trascendió, uno de los grupos estaba esperando a una persona que salió con transitoria de la cárcel de Piñero cuando fueron atacados por varias personas que se movilizaban en otro vehículo. A pesar del violento episodio, no se registraron lesionados y los dos autos fueron hallados luego en distintos lugares y sin ocupantes. (Por Juan Giosa para Página 12)