Aumentaron las personas en situación de calle

CRECE LA POBREZA EN CAPITAL FEDERAL

La población en situación de calle en la Ciudad de Buenos Aires aumentó entre un 20 y un 40 por ciento en lo que va de 2016 respecto del año 2015 según las organizaciones que trabajan con la problemática, en tanto desde el Gobierno porteño informaron que el promedio de llamados a la línea gratuita de asistencia social se incrementó un 50 por ciento.
“No nos gusta hablar de números porque una persona que vive en la calle ya es una injusticia. Pero para comprender la magnitud de lo que estamos viendo te describo lo siguiente: nosotros utilizábamos dos heladeras con las que le dábamos comida a 80 o 100 personas por noche. Hoy usamos tres, llegamos a dar 140 raciones de comida y no bajamos de las 120”, describió a Carlos Drago de la organización Amigos en el Camino.
Cada miércoles por la noche, Carlos recorre los barrios de Caballito, Paternal, Flores, Agronomía y Chacarita. “Comenzamos en Parque Centenario y terminamos en los alrededores del cementerio. A veces llegamos sin comida a ‘Chaca’, pero vamos igual porque ya hay un vínculo con las personas, no sólo es asistencia material sino que intentamos acompañarlo desde otro lugar”.
Por eso, Carlos y todo el grupo identifica que hay nuevas personas y que “no se trata de población que haya venido de otros barrios, son nuevas en la calle, uno se da cuenta por las costumbres, el vocabulario, la vestimenta, son personas que se quedaron sin laburo y muchas son familias”.
La descripción se repite una y otra vez: “El viernes conocimos a un matrimonio con una nena de seis años que iban a pasar su primer día en la calle. Los desalojaron porque no pagaron el alquiler por segundo mes. La mujer lloraba y me decía que se sentía una mala madre, como si fuera culpa de ella”, relató por su parte Leandro Castro Vila, de la organización Caminantes de Buenos Aires, que trabaja principalmente en el barrio Congreso.
Y continuó: “A marzo observamos que había un incremento de casi un 30 por ciento en la cantidad de viandas que repartíamos. Hoy perdimos la cuenta porque sumamos un recorrido nuevo, pero estamos elaborando más de 150 viandas, cuando en noviembre hacíamos 100 y nos sobraban”.
“Otra cosa que vemos que es nueva en casi diez años que hace que trabajamos en la calle es que la gente llega con hambre porque no comió nada en todo el día. Antes, pasaban por una panadería y algo les daban, ahora los comercios no tienen sobrantes”, describió. (Télam)

Compartir