Inicio El Pais Ayala: "No es un paro de los trabajadores del campo"

Ayala: «No es un paro de los trabajadores del campo»

APYME CALIFICO LA DECISION DE "SOBERBIA E INSOLIDARIA"

El Gobierno nacional, a través del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, confirmó la suba adicional del 3% sobre las retenciones a la soja y comunicó cómo funcionará el cuadro de segmentación sobre el cual se trabajará publicado oficialmente en el Boletín Oficial. La suba contempla un aumento del 30% al 33% pero que afectará sólo a un cuarto del total de productores de soja en el país, ya que la gran mayoría comenzará a percibir menos del 30% de retenciones con la nueva disposición.
El nuevo esquema de retenciones de 33% para la soja abarca a unos 14.884 productores, que concentran el 77% de la producción de soja nacional y que representan el 26% del total de productores en el país. Por otra parte, habrá unos 36.000 productores que comenzarán a percibir 29%, o menos, de retenciones, y sólo poco más de 5.900 seguirá tributando con el 30% que lo venía haciendo hasta el momento.

«No es momento».
Por su parte, el secretario general de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), Ramón Ayala, consideró ayer que «no es momento para el paro» que convocó la Mesa de Enlace y opinó que «están tomando una decisión errónea». «Este es un momento para reflexionar y ver el esfuerzo que está haciendo el presidente (Alberto) Fernández para salir de esta terrible situación de crisis en la que estamos metidos. Incluso, creo que estamos en una situación peor que en los años 2001-2002», afirmó Ayala y subrayó que lo anunciado por la Mesa de Enlace «no es un paro de los trabajadores del campo».
El dirigente opinó que «están tomando una decisión errónea» y agregó que, «más allá de la necesidad que tengan ellos, las grandes empresas exportadoras, los trabajadores también tienen necesidades». Afirmó, además, que «es una decisión errónea, porque es momento de ponerle el pecho a las balas». En ese marco, dijo: «Y les digo que yo siempre pregoné por los acuerdos porque un acuerdo beneficiará siempre a las economías regionales». «Las economías regionales son las que generan mano de obra, que es lo que necesitamos», abundó Ayala.

«Preocupación y asombro».
En tanto, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) expresó ayer su «preocupación y asombro ante el nuevo lockout» lanzado por la Mesa de Enlace al sostener que sus actitudes «soberbias e insolidarias» resultan «incompatibles con la democracia». Asimismo, describió a la Mesa de Enlace como «representante de sectores altamente concentrados de exportadores agropecuarios que rechazan el aumento de tres puntos porcentuales en las devaluadas retenciones a la comercialización de soja».
«El esquema de retenciones dispuesto por el gobierno nacional se encuadra en la recientemente sancionada Ley de Solidaridad social y Reactivación Productiva, que responde a una política de distribución progresiva del ingreso y de fomento del consumo y la producción que desde Apyme hemos venido reclamando sin éxito durante la gestión anterior», afirmó la entidad. En este marco, Apyme sostuvo que el nuevo esquema de retenciones «no tiene un impacto ‘fiscalista’ sino que principalmente se dirige a establecer equilibrios hacia el interior de las producciones agropecuarias».
«Es preciso alertar al conjunto de la población ante el nuevo intento de imponer por sobre el bienestar general y la convivencia pacífica de los argentinos los intereses y los prejuicios de un sector que se benefició de las sucesivas devaluaciones y la desregulación mientras la mayor parte de la sociedad fue llevada a una profunda crisis. Es preciso profundizar el camino del diálogo, la solidaridad, la institucionalidad democrática», afirmó. Según la entidad, a 90 días de iniciado el nuevo gobierno «comienzan a verse signos de baja de inflación y una incipiente recuperación mediante un papel activo del Estado». (Todoagro.com.ar/Télam)