Báez regresó al Penal de Ezeiza

TRAS PARTICIPAR DEL VELORIO DE SU MADRE EN RIO GALLEGOS

El empresario Lázaro Báez regresó al Penal de Ezeiza tras participar en la ciudad santacruceña de Río Gallegos del velatorio de su madre, Florena Rodríguez, que había fallecido el pasado miércoles a los 89 años.
El dueño de Austral Construcciones arribó al Aeroparque “Jorge Newbery” a las 5.40 a bordo del vuelo 2883 de Austral, en el que viajó custodiado por el Grupo Especial de Intervención del Servicio Penitenciario Federal.
Luego, fue trasladado directamente hacia el Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza para continuar cumpliendo con la prisión preventiva dictada en el marco de los procesamientos que pesan sobre él en varias causas por presunto lavado de dinero.
Báez, detenido desde el 5 de abril de 2016, había obtenido la autorización del TOF 4 para viajar hasta la Patagonia para participar de la ceremonia de entierro de su madre en el Cementerio de Río Gallegos.
El empresario había arribado a Santa Cruz el último viernes cerca de las 2 de la madrugada, rodeado por una fuerte custodia de representantes del Servicio Penitenciario Federal, y fue ubicado en la Unidad Penitenciaria 15 de Río Gallegos.
Pasadas las 9 se dirigió, escoltado por cuatro efectivos, a la sala velatoria y posteriormente al cementerio local para participar, junto a su esposa y la mayoría de sus hijos, de la ceremonia de entierro de su madre, Floriana Rodríguez, quien falleció el miércoles último a los 89 años.
La familia del empresario evitó realizar un velatorio público para impedir la presencia de medios.
A escasos metros donde se desarrolló la ceremonia de despedida de Floriana Rodríguez, se encuentra el mausoleo que el propio Báez mandó a construir en 2011 para albergar los restos del expresidente Néstor Kirchner.
Báez es investigado en la causa denominada como “Ruta del Dinero K”. (NA)