Inicio El Pais Berni defendió al jubilado

Berni defendió al jubilado

HABRA CAMBIOS EN LA CUPULA POLICIAL DE QUILMES

El ministro de Seguridad de Buenos Aires, Sergio Berni, consideró el martes que el herrero jubilado de 71 años que mató de un balazo a uno de los cinco delincuentes que entraron a robar a su casa del partido bonaerense de Quilmes el viernes pasado, actuó en «legítima defensa» y cuestionó el accionar de la Justicia en el tratamiento de estos casos.
En tanto, los hijos del herrero Adolfo Ríos (71), quien el lunes fue beneficiado con arresto domiciliario aunque está imputado por el delito de «homicidio agravado», aseguraron que resolvieron vender la casa en la que su padre fue asaltado el 17 de julio último, ante la amenazas presenciales y a través de las redes sociales que sufrieron en las últimas horas por parte de los familiares del delincuente muerto en el hecho.
El ministro de Seguridad provincial aseguró en una entrevista con Radio Cadena 3 que el jubilado «no se levantó con la intención de dañar a nadie y fue agredido por cinco delincuentes», y reprochó el tratamiento judicial que se le da a estos casos, al sostener que hay «una crisis de justicia muy importante que tiene que ver con liberar a los presos».
«Cuando se libera a un delincuente se sabe lo que pasa. Hay un hartazgo en la sociedad por la inacción de la Justicia que ve que se cuidan los derechos de los delincuentes y no los de ellos», manifestó Berni.
En este sentido, consideró que «la Justicia es lerda y perezosa, que reacciona más a los comentarios de la vida mundana que a los principios de la justicia; por eso no funciona».
«A cada acción le corresponde una reacción, y la acción deliberada de no impartir justicia está llevando a una reacción de la ciudadanía que no es buena y no es el camino al que debemos apuntar», remarcó el titular de la cartera de Seguridad bonaerense.
«El gran desafío es ver cómo lo reformamos y cómo hacemos que funcione el sistema judicial, que parece que está más interesado en defender los derechos delos ladrones que de los ciudadanos», enfatizó.
Al referirse a los episodios de inseguridad en la provincia de Buenos Aires, dijo que se observa que se empieza a repetir un fenómeno, que consiste en que los delitos son cometidos por personas cada vez más jóvenes, sin antecedentes y de manera muy desorganizada, y manifestó que es necesario «un mayor esfuerzo» para «aumentar la calidad del sistema de seguridad».

Policía.
El ministro de Seguridad ordenó ayer la remoción de las máximas autoridades policiales en Quilmes, ante una «ola de delitos» registrados en ese partido del sur del conurbano bonaerense, entre ellos la muerte de un asaltante por parte de un herrero jubilado que salió a defenderse de un robo, informaron fuentes oficiales.
«El miércoles de la semana pasada nos reunimos con la intendenta (de Quilmes, Mayra Mendoza) y analizamos la ola de delitos. Entendimos que (esta ola) tenía que ver con una mala praxis policial y decidimos cambiar a toda la cúpula y a todos los que vinieron con ella», destacó el ministro.

Defensa.
Según indicó el abogado Hugo Icazati, el magistrado le concedió el beneficio bajo juramento de presentarse ante el juzgado cada vez que se lo requiera, por lo que el herrero no tendrá que utilizar una tobillera electrónica.
En tanto, los hijos del jubilado aseguraron ayer que decidieron poner en venta la casa en la que vivía su padre a raíz de las amenazas que recibieron en las últimas horas por parte de la familia del hombre fallecido. «La decisión es que esta casa ya no es nuestra», dijo Federico Ríos en declaraciones a la prensa en referencia a la vivienda, en la cual actualmente hay una vigilancia policial, tras afirmar que recibieron «amenazas por redes sociales diciendo que la vamos a pagar» y que también fueron amenazados cuando daban notas a distintos medios periodísticos.
(Télam)