Inicio El Pais Bomberos salvaron la vida de una niña de 3 años que se...

Bomberos salvaron la vida de una niña de 3 años que se estaba ahogando

Una madre llegó desesperada hasta un cuartel de Bomberos tocando bocina en un automóvil y frenó para pedir ayuda para su hija de tres años que se estaba ahogando y no presentaba signos vitales.

Uno de los voluntarios salió a la vereda rápidamente, cargó a la niña en sus brazos y entró nuevamente al cuartel. Allí, junto a otro grupo de compañeros, aplicaron maniobras de Heimlich y lograron salvarle la vida a la pequeña.

El hecho ocurrió el sábado a la madrugada en el Cuartel de Bomberos Voluntarios de Lomas de Zamora, según informó el portal Minuto Uno.

El momento en que la mujer llega en auto con su hija y uno de los bomberos las socorre, quedó registrado en las cámaras de seguridad del lugar.

“No sabemos cuál fue el motivo por el que se ahogó la nenita, se les realizaron las maniobras de reanimación y por suerte pudieron recuperarla enseguida. Por suerte ya está estable y con buen estado de salud”, relató Gustavo Liuzzi, jefe del destacamento de Bomberos Voluntarios de Lomas de Zamora.

Luego de reanimar a la niña, los servidores públicos llamaron al servicio de emergencias y la menor fue derivada en ambulancia al hospital provincial «Luisa C. de Gandulfo», y ya está fuera de peligro.

Según indicó Infobae, los vecinos destacaron y agradecieron el trabajo de los bomberos, a través de las redes sociales oficiales de la Municipalidad de Lomas de Zamora. Paula, la madre de la niña, fue una de los miles de usuarios que comentaron de forma virtual.

“Está dormida, recién le hicieron una tomografía. Pero a unas pocas horas de llegar en la ambulancia se despertó, me abrazó y me dijo te amo mamá», contó la mujer, quien aseguró al medio citado que «los bomberos le salvaron la vida a mi hija Giullieta».

El inspector Ezequiel Ruiz, uno de los bomberos que participó de las maniobras de reanimación, explicó lo sucedido. “Estaba inconsciente y tensa por la crisis post convulsiones. Fue una decisión de fracción de segundos de decidir si seguían hasta el hospital con el auto o bajarla. Ahí la bajamos del auto, tenía la boca llena de saliva. Cuando la bajamos, ya lo hacemos boca abajo con la maniobra de Heimlich, y en cuestión de segundos empieza a reaccionar. Solicitamos la ambulancia municipal y nos dedicamos a mantener la vía aérea permeable hasta que llegue”, manifestó.

“No deja de ser una decisión muy estresante. Es una nena, un menor, lo que tiene un plus al momento de tomar una determinación. Pero por suerte salió bien. Esto no es habitual que pase, pero uno tiene que estar entrenado y formado. La capacitación es fundamental», cerró Ruiz, quien se desempeña hace 21 años como bombero en el Cuartel de Lomas de Zamora.