Inicio El Pais Bomberos y perros adiestrados pampeanos buscan a Guadalupe

Bomberos y perros adiestrados pampeanos buscan a Guadalupe

VIAJARON A SAN LUIS

Desde hace tres días la policía provincial de San Luis se encuentra dedicada a una intensa búsqueda para encontrar a Guadalupe Belén Lucero, una pequeña de 5 años desaparecida desde el lunes. Tras la denuncia de su desaparición la justicia movilizó todos los recursos disponibles y en las últimas horas se comunicaron con la Federación de Bomberos Voluntarios de La Pampa para solicitar colaboración de las Brigada K9 que adiestran los cuarteles de bomberos pampeanos. La Federación de Bomberos respondieron rápidamente y tres binomios viajaron desde Miguel Riglos, Jacinto Aráuz y Colonia Barón, para ayudar a sus pares puntanos.
La novedad fue informada por la propia entidad en un comunicado de prensa. «La Brigada K9 de nuestra Federación fue convocada por el Comando Único de Operaciones del Consejo Nacional para la búsqueda de Guadalupe Lucero en la ciudad de San Luis», señala el texto. Los binomios designados son «Martín Juanes y Akira, del cuartel de Miguel Riglos; Pablo Raúl Engraff y Nina, de Colonia Barón, y Jorge Montangie y Jack, de Jacinto Arauz», precisaron.
Las brigadas K9 se dedican al adiestramiento de canes para la búsqueda de personas y sos convocadas en caso de desapariciones y tragedias. En La Pampa, esta brigada especializada comenzó a funcionar en mayo de 2018, cuando se desarrolló la primera capacitación en Miguel Riglos. «El objetivo primario de estas jornadas es dar el puntapié inicial para la conformación de la futura Brigada K9 del Sistema Provincial», informaban entonces desde la Federación.

«Alguien se la llevó».
Guadalupe desapareció el lunes, poco después de las 19, en un barrio de 544 viviendas ubicado en la zona sur de la ciudad de San Luis. La único testigo directa resulta otra niña que estaba con ella, de apenas tres años. Santiago Olivera Aguirre, abogado de su mamá contó a la prensa que ambas «estaban jugando a las escondidas y una prima sería la única testigo directa. Habían jugado a la rayuela y quedó pintada la vereda. Es un barrio tranquilo, pero de golpe ocurrió esto».
El letrado consideró que a la niña «se la llevaron», hipótesis con la que coincide del juez de la causa, Ariel Parrillis, quien ofreció una conferencia para informar detalles sobre el operativo de búsqueda y descartó la posibilidad de que Guadalupe se haya extraviado: «se la llevaron y alguien la tiene», advirtió el magistrado.
Desde el momento de su desaparición los vecinos y la policía llevan adelante una búsqueda desesperada. Ayer por la mañana, unos 400 efectivos y voluntarios volvieron a reunirse en la sede de la Policía Montada, frente a Terrazas y a las 9:30 se movilizaron hacia quince zonas de búsqueda en las zonas norte y sur de la ciudad.
Según el diario La República, aunque el personal se encuentra muy desgastado los esfuerzos no cesan. Desde temprano, motos y autos particulares, utilitarios policiales y móviles de distintas comisarías y bomberos de San Luis Solidario y Defensa Civil comenzaron a llegar a las caballerizas, donde se concentraron los rescatistas para encarar el tercer día de rastrillajes.

Intensa búsqueda.
El oficial inspector Lucas Chacón, jefe de Relaciones Policiales, contó que parta de la búsqueda está enfocada en las adyacencias del domicilio de Guadalupe, y en las banquinas y campos lindantes con la Autopista de las Serranías Puntanas y la Ruta Provincial 3. En cuanto al dispositivo desplegado en la zona norte, agregó que incluye al sector comprendido por la Ruta Nacional 147, hacia el oeste de la Avenida Fuerza Aérea, y las adyacencias de la Escuela Chile y del Aeropuerto.
El miércoles se sumaron a ala coordinación del operativo miembros del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (Sifebu). Además, entre esa noche y la madrugada de ayer se realizaron 50 nuevos allanamientos, totalizando 126 operativos de ese tipo desde que se inició la búsqueda, y que también incluyen domicilios de las zonas este y oeste de la ciudad, precisó Chacón.
Es que la principal hipótesis apunta a una mujer que se habría llevado a la niña, en el marco de un posible «ajuste de cuentas». El dato fue aportado a la policía por un familiar directo de la niña e involucra a un miembro de su entorno. Pero ningún resultado dieron los más de cien allanamientos realizados.
La búsqueda tampoco se limita a la capital. El comisario Sergio Quiroga, jefe de la Policíoa Caminera, le dijo a Radio Lafinur que sus subordinados continúan realizando un control permanente de los vehículos que entran y salen de la provincia y de algunos pueblos. «Apenas tomamos conocimiento, implementamos un operativo en toda la provincia, en los puestos limítrofes y en los ingreso a las localidades», dijo.