Inicio El Pais Buscan aprobar la ILE este mismo año

Buscan aprobar la ILE este mismo año

PARA AGILIZAR EL DEBATE PLANEAN INCLUIR EXPOSICIONES DE 2018

El proyecto de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) enviado al Congreso por el presidente Alberto Fernández sería aprobado por la Cámara de Diputados antes de fin de año y su debate podría demandar solamente dos semanas, ya que se pretende agilizar la discusión incluyendo las presentaciones realizadas en 2018 por los expositores a favor y en contra. El oficialismo confía en reunir los votos necesarios para aprobar la iniciativa en Diputados ya que no se requieren mayorías especiales.
Luego de ingresar el texto por la cámara Baja Fernández manifestó su confianza en que «esta vez será ley», prometió que hará «todos los esfuerzos para que el Congreso acompañe» la iniciativa y reafirmó su «compromiso activo» con la propuesta. «Estamos en condiciones de que esta vez se convierta en ley» reiteró durante una entrevista radial en la que también diferenció el contexto actual respecto de 2018, cuando la legalización del aborto fue aprobada en Diputados y fracasó luego en el Senado.

Cuatro comisiones.
La iniciativa sería debatida durante los próximos días en cuatro comisiones (todas encabezadas por legisladores del Frente de Todos): Mujeres y Diversidad (presidida por Mónica Macha), Legislación General (Cecilia Moreau), Salud (Pablo Yedlin) y Legislación Penal (Carolina Gaillard). Si bien el tratamiento podría comenzar durante el período ordinario de sesiones, el PEN debería convocar a una prórroga de ordinarias o llamar a sesiones extraordinarias para discutir la iniciativa, ya que el período ordinario vence el lunes 30 de noviembre.
Esta semana el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, definirá cuál será el giro que tendrá el proyecto y cuál será la comisión que oficiará de cabecera para conducir el debate. Massa tomará esa decisión «junto a las diputadas Moreau, Macha, Lospennato y Carmen Polledo, porque hay muchas mujeres que, más allá de tener distintas posiciones, están comprometidas con el tema». «Es importante mantener reglas claras, respeto y sobre todo, un debate franco» sostuvo Massa.

Agilizar el debate.
Fuentes parlamentarias no descartan que, como en 2018 cuando la cabecera recayó en la comisión de Legislación General (la presidía Daniel Lipovetzky, del PRO), se repita ese esquema y la comisión presidida por Cecilia Moreau quede a cargo de llevar adelante la discusión. Las fuentes agregaron que las exposiciones de 2018 podrían insertarse para agilizar el debate de los diputados que con la nueva composición del cuerpo todavía no se expresaron pero desean manifestar su postura públicamente.
Hace dos años, el proyecto de legalización del aborto fue aprobado en Diputados por 129 votos a favor, 125 negativos y una abstención de la cordobesa Alejandra Vigo, pero fracasó en el Senado, donde obtuvo 38 votos negativos, 31 positivos y una abstención de la neuquina Lucila Crexell.
Hasta ahora ambos sectores coinciden en que los números están muy ajustados y aunque los «verdes» tendrían asegurados más de 120 diputados a favor mientras los «celestes'» rondarían 115, en las últimas horas creció el número de indecisos. De todos modos, los diputados «verdes» confían conseguir el número necesario para dar su aprobación: descuentan que tendrán quórum para sesionar y como el proyecto no necesita mayorías especiales podrían imponerse por un solo voto.
Sin embargo, el escenario continúa modificándose permanentemente. En las últimas horas sorprendió el giro de postura que tuvieron dos legisladoras de Juntos por el Cambio: la chaqueña Aída Ayala y la correntina Sofía Brambilla que si bien votaron a favor de la legalización en 2018, acaban de anunciar que esta vez se opondrán.
(Télam)