Buscan controlar plaga

ES PRODUCTO DE LAS INUNDACIONES

El gobierno bonaerense dio inicio ayer al programa de Mitigación del Barigüí en la cuenca del Río Salado con el objetivo de realizar un abordaje integral de los trastornos provocados por este insecto, conocido también como “mosca negra”, plaga que afecta seriamente a la población, el turismo y la producción ganadera, además de poseer una picadura muy dolorosa.
La iniciativa encabezada por el ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MCTI) y la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC), que conducen Jorge Elustondo y Pablo Romanazzi, se lleva a cabo junto a municipios bonaerenses y comenzará a será implementado en Junín, Bragado y Alberti.
Se trata de la ejecución de una serie de estrategias coordinadas por especialistas del Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (CEPAVE) para cuantificar la población del barigüí y estudiar las condiciones climáticas e hidrológicas de la región.
Los equipos locales contarán con la capacitación y acompañamiento de los investigadores de la CIC en la realización de un informe preliminar disponible en los próximos tres meses, y en la elaboración de un plan de acción a mediano y largo plazo.
Los trabajos, que también se llevarán a cabo en los distritos de 25 de Mayo, General Belgrano, Roque Pérez, Pila y Lezama, prevén la utilización del microorganismo Bacillus thuringiensis o BTI, bacteria aplicada por medio de un producto biológico de carácter natural, que es la tecnología más utilizada para eliminar las larvas de barigüí, mosquitos y jejenes. (NA)