Inicio El Pais Buzali dijo que "fue un accidente"

Buzali dijo que «fue un accidente»

ESPOSO DE PIPARO FUE INDAGADO Y SEGUIRA DETENIDO

Juan Ignacio Buzali, esposo de la diputada bonaerense Carolina Píparo, admitió ante la Justicia que atropelló con su auto a dos motociclistas, pero sostuvo que fue un accidente. Durante una audiencia que duró más de cinco horas, Buzali fue indagado por la fiscal platense María Eugenia Di Lorenzo, quien lo imputó por el delito de «doble homicidio en grado de tentativa» en perjuicio de Luis Lavalle (23) y un adolescente de 17 años.
Al término de la indagatoria, la funcionaria judicial determinó que el sospechoso seguirá detenido, mientras los abogados de las víctimas adelantaron que pedirán la imputación de la legisladora macrista como «coautora» del doble homicidio en grado de tentativa.
Luego de la audiencia, la fiscal Di Lorenzo explicó que el imputado «se ubica en el lugar, ofrece su versión de cómo ocurrieron los hechos y reconoce que los atropelló», aunque sobre ese punto hay posiciones distintas: «para el Ministerio Público fue una tentativa de homicidio» y para la defensa es «un hecho culposo», agregó.
Consultada por periodistas cuando se retiraba de los tribunales platenses, la funcionaria contó que el esposo de Píparo declaró «que no estaba alcoholizado» y cuando le preguntaron si hay elementos para sostener una imputación a Carolina Píparo respondió «por el momento no», y recordó que «la causa sigue investigándose con testimoniales y elementos de pruebas que pueden agregarse».

«Coautora».
Esposado y custodiado por dos agentes policiales, Buzali ingresó a las 9:30 a la sede judicial de calle 54, entre 6 y 7, sin formular declaraciones, y nuevamente trasladado hasta Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) cuando terminó su indagatoria. Había sido detenido el viernes en su domicilio del country Grand Bell de City Bell y la pericia clave para que la jueza platense Marcela Garmendia ordenara su arresto «fue planimetría accidentológica y un video, con los que se demuestra que Buzali embistió a los motociclistas desde atrás».
Fernando Burlando, uno de los abogados que representa al imputado, declaró que ya presentó «dos pedidos de excarcelación» y advirtió que su cliente «reconoció que había actuado mal», que cometió «un error» y que está «compungido y arrepentido por la situación y todo lo sucedido».
Sin embargo, los abogados de los jóvenes atropellados adelantaron que pedirán la imputación de la diputada Píparo, en carácter de «coautora» porque tuvo participación secundaria en el intento de homicidio. «Estamos determinando que pudo tener algún grado de participación necesaria y podría caberle la misma imputación que a Buzali, como coautora», comentó Martín De Vargas, representante de Lavalle. Según el letrado la justicia también «está investigando otros delitos cometidos por la legisladora» y aseguró que «durante la semana se realizarán las presentaciones pertinentes».

Sigue detenido.
En cuanto a Buzali, De Vargas consderó que «seguirá detenido y no hay posibilidad de que lo excarcelen porque los peligros procesales son manifiestos», ya que el imputado «intentó fugarse del lugar del hecho abandonando a las víctimas» y porque además «hubo mentiras en la declaración, lo que acredita que podrían obstaculizar la acción de la justicia». El letrado también reveló que recibió mensajes «intimidatorios y amenazantes» en su cuenta de Facebook y adelantó que también realizará una denuncia por eso.
Asimismo, Juan Fontana, abogado que representa al adolescente junto a Rodolfo Baqué, consignó que en las imágenes aportadas a la justicia «se observa que nunca hubo encierro» de las motos sobre el auto y eso «desvirtúa el relato de Píparo», cuestión por la cual «en los próximos días podría imputársela por falso testimonio e incumplimiento de los deberes de funcionario público».
Píparo denunció haber sido asaltada por «motochorros» durante la madrugada del 1º de enero, cuando junto a su marido trasladaban a su suegro de regreso a casa tras el brindis de fin de año. La legisladora de Juntos por el Cambio agregó que cuando se dirigían a realizar la denuncia volvieron a ser interceptados por los mismos ladrones y embistieron a una de las motos, en la esquina de 31 y 28 «para poder escapar». Luego de atropellar a los jóvenes, la pareja huyó a toda velocidad sin asistir a los sus víctimas, que quedaron heridos.