Inicio El Pais Nación reinauguró el Salón de las Mujeres Argentinas del Bicentenario

Nación reinauguró el Salón de las Mujeres Argentinas del Bicentenario

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró hoy viernes al reinaugurar el Salón de Mujeres del Bicentenario de la Casa Rosada que «es muy importante para el Gobierno reparar el daño simbólico y cultural que hizo el macrismo en el tema diversidad».

«Acá había un callcenter», reseñó Cafiero en el acto de reinauguración del Salón, donde durante la administración anterior se había instalado la oficina de los vicejefes de Gabinete Mario Quintana y Gustavo Lopetegui.

Además, se inauguró en el mismo acto la «Sala de las Mujeres, Géneros y Diversidad», donde el funcionario afirmó que «el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner amplían cada vez más la agenda y la mirada de lo que hace falta para trabajar diariamente en contemplarla».

«Argentina está en crisis y el Presidente está trabajando, dejando todo para que las cosas salgan adelante y su agenda le impidió estar hoy presente, pero hubiese dicho ‘nosotros vinimos a escucharlas'», afirmó Cafiero.

Asimismo, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, expresó que «la historia siempre estuvo en manos de los varones de las clases dominantes, quienes han trabajado durante siglos para sacarnos nuestras doctrinas, heroínas, mártires y libertadoras, nuestras Micaela Bastidas, Macacha Güemes, Juana Ramirez y Bartolina Sisa».

«Las generaciones más jóvenes también nos enseñan el camino hacia el futuro para que hoy podamos seguir pensando en más diversidad, más géneros y que cada vez no nos alcancen más las letras para seguir agregando a ‘LGTBIQ’ y que, para cuando las aprendimos (las siglas), nos vengan a agregar otra letra», sostuvo la abogada.

Gómez Alcorta también destacó que la actualidad del movimiento feminista es fruto de que «muchas hicieron posible estar vivas, ejercer nuestro derecho al voto, a ser elegidas, pelear por la paridad, casarnos, divorciarnos, elegir a quién amar y si queremos ser o no ser madres».

«Si algo tiene de maravilloso el pueblo argentino es que aprendimos a construir y ejercer la memoria colectiva a costa de mucho dolor, mucha lucha y de grandes luchadoras, algunas de ellas hoy aquí como Madres y Abuelas de Plaza de Mayo», dijo la funcionaria ante la presencia de Estela de Carlotto, Hebe de Bonafini, Nora Cortiñas y Taty Almeida, figuras emblemáticas del movimiento de derechos humanos que enfrentó a la última dictadura cívico militar.

En ese sentido, añadió que, «si algo nos han enseñado (Madres y Abuelas) es que la memoria nos obliga siempre a saber de dónde venimos y cuál es el origen que hizo posible estar hoy acá».

Además de numerosas presencias de referentes de organismos de Derechos Humanos, activistas feministas y funcionarios, participaron del acto las ministras se Justicia y Seguridad, Marcela Losardo y Sabina Frederic, respectivamente; la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner; las titulares del INADI, Victoria Donda, y de AySA, Malena Galmarini, y la primera dama, Fabiola Yáñez.

También estuvieron los ministros Eduardo de Pedro (Interior) y Ginés González García (Salud); los secretarios Horacio Pietragalla (Derechos Humanos), Paula Español (Comercio Interior) y Vilma Ibarra (Legal y Técnica); la senadora Anabel Fernández Sagasti; la directora de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, y el presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), César Cigliutti.

En tanto, la primera oradora del encuentro, la asesora presidencial Dora Barrancos, fue la persona más aplaudida de la tarde por la concurrencia en cada intervención propia o mención que destacó su activismo a lo largo de su trayectoria.

«La Sala honra las luchas por la dignidad y a algunas personas, aunque no están todas, pero ha comenzado el reconocimiento, que en nuestro país tiene dos momentos notables como la Ley de Matrimonio Igualitario y de Identidad de Género», ponderó Barrancos.

La asesora adelantó: «Sepa cada uno que estamos en un cambio de época y que van a venir una serie de leyes que incorporarán felizmente mucha más equidad entre todos los géneros». (Télam)