Inicio El Pais Cambiemos, el gobierno más represor

Cambiemos, el gobierno más represor

DESDE LA GESTION DE BULLRICH EN EL MINISTERIO DE SEGURIDAD HUBO UN MUERTO AL DIA

La tarde del primero de febrero de 2018, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, recibió junto a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, al policía de Avellaneda, Luis Chocobar, quien se encuentra procesado por disparar y matar por la espalda a un joven en el barrio porteño de La Boca. A partir de ese momento, se lo ponía un nombre a la doctrina en materia de seguridad que impulsó desde su asunción: La doctrina Chocobar.
A tres años cumplidos de gestión de Cambiemos, un total de 1.303 personas fueron asesinadas por el aparato estatal durante la gestión de Mauricio Macri, entre el 10 de diciembre de 2015 y el 12 de febrero de 2019. Así lo reflejó el archivo difundido por la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) el pasado viernes.
Según la organización, «el Archivo refleja el imponente salto represivo del gobierno que ha batido todos los récords desde fin de 1983, y ya ha comenzado a superar los propios. A fin de 2017, decíamos que, por primera vez en los 35 años transcurridos desde el fin de la dictadura cívico-militar, el actual gobierno había superado la barrera de un muerto por día a manos de su aparato represivo». A su vez, las estadísticas relevadas por la Correpi sostienen en 1.159 días de gobierno se registraron 1.303 casos. «El promedio de muertes bajo el gobierno del PRO y sus aliados es de un caso cada 21 horas», informó.
De esta manera, la gestión Cambiemos se convirtió en la más represora desde el regreso a la democracia.
Desglosado en años, en 2015 se registraron 50 asesinatos, 442 en el año siguiente, 451 en 2017 y 333 en el año 2018. Por otra parte, en los primeros meses del corriente año ya registraron 28 casos. Por otra parte, al informe presentado se incorporaron 1.102 casos al Archivo. De esta manera, desde 1983 hasta diciembre de 2018, se totalizaron un total 6.536, contra los 5.462 que estaban registrados hace un año. La cifra asciende a 6.564 si se incluyen 28 casos ya chequeados de 2019.

Fuerzas.
El informe advirtió que en todos estos años, «la mayoría de las muertes (49%) corresponden al conjunto de las policías provinciales, y que le siguen de cerca los servicios penitenciarios de todo el país (36%)». Además, resalta que «se advierte la gran incidencia de muertes en cárceles y comisarías con exclusión de niños, niñas y adolescentes (El personal de los «institutos de menores» se encuentra listados en ‘Otras fuerzas’, pues dependen de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia u organismos semejantes, sin grado penitenciario ni policial)».
Indudablemente la decisión política del gobierno de Cambiemos de intensificar al máximo la intercepción de personas para identificar y requisar, que en muchísimos casos derivan en detenciones arbitrarias para averiguar antecedentes o imputaciones de contravenciones y delitos como la siempre dúctil «resistencia a la autoridad», ha incrementado la circulación de personas en comisarías, y por eso la cantidad total de muertes con intervención de las policías en general resulta bastante superior a los casos estrictamente de gatillo fácil en la vía pública, que aumentaron también, pero en menor proporción», agregó el informe.

«Otro gran éxito».
Por otro lado, el informe señaló que «Gendarmería y Prefectura (2,5%), que irrumpieron en el ámbito del gatillo fácil, la tortura y las muertes en movilizaciones y manifestaciones a mediados de los 90, y hoy comparten el control territorial con las policías, ven incrementada también su participación, después del protagonismo excluyente que tuvieron, en 2017, en los casos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel».
«Las muertes causadas por miembros de empresas privadas de seguridad siguen en franco ascenso (1,20%), así como la categoría ‘otras fuerzas'(2,10%), donde además de personal de las fuerzas armadas, se clasifican las patotas y otros grupos de choque paraoficiales, en la modalidad que llamamos ‘tercerización de la represión’, añadió el informe de Correpi.
La Correpi le dedicó un apartado a la Policía de la Ciudad, debido a que con tan solo dos años de existencia «mató 43 personas en 26 meses. Más de dos personas por mes. Otro gran éxito de Cambiemos».
«En sus dos años de existencia, además, la Policía de la Ciudad logró el récord de duplicar la cantidad de casos registrados por la Metropolitana en cuatro veces más tiempo», indicó la organización.