Inicio El Pais Casi 32 mil personas mueren por año en Argentina por neumonía e...

Casi 32 mil personas mueren por año en Argentina por neumonía e influenza

Casi 32 mil personas murieron en 2018 por neumonía e influenza (virus de la gripe cuyas medidas de prevención son las mismas que para el COVID-19), según el último Informe de Estadísticas Vitales publicado por el Ministerio de Salud, donde se destaca que las personas mayores y quienes tienen enfermedades previas son las más afectadas.

«El COVID-19, conocido vulgarmente como coronavirus, causa enfermedad respiratoria, pero no es gripe. La gripe es la enfermedad causada por el virus influenza, en todas sus variantes, y se estima que tiene una tasa de mortalidad de 0,5 por ciento», explicó este miércoles Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

El experto dijo que «siempre que aparece un virus nuevo se genera temor en la población porque no se sabe cómo va a evolucionar. Hasta el momento sabemos que la letalidad del llamado coronavirus es del 2%, principalmente en personas mayores y con enfermedades previas». En ambos casos, el especialista advirtió que las medidas de prevención son las mismas: «Lavarse las manos, estornudar en el pliegue del brazo, utilizar alcohol en gel y dar las vacunas a quienes tienen la indicación son acciones eficientes para evitar nuevas infecciones por gripe».

«Cuando la población está más alerta a estas medidas de prevención siempre es beneficioso. Ya nos sucedió en 2009 con la epidemia de la llamada Gripe A, que las personas se lavaban más las manos y eso permitió la disminución de la diarrea», recordó. Sued indicó además que hay otras acciones que dan la falsa sensación de seguridad, y entre ellas mencionó «usar barbijo, que está indicado sólo para quienes presentan síntomas, o la demanda de cerrar fronteras o hacer controles compulsivos, que son mecanismos que no son eficientes».

El último Informe de Estadísticas Vitales, publicado por la Dirección de Estadística e Información de Salud (DEIS) de la cartera de Salud, reportó que en 2018 murieron 31.916 personas por neumonía e influenza, de las cuales 13.246 fueron mayores de 85 años, lo que representa el 41,05% de los fallecimientos y constituye la segunda causa de muerte en esa franja etaria.

Al igual que lo que ocurre con el COVID-19, que según la OMS registra hasta el momento una tasa de mortalidad del 2% de los casos reportados, el riesgo de fallecimiento crece conforme aumenta la edad del paciente y sus «comorbilidades», es decir enfermedades pre-existentes.

Así, de las casi 32 mil personas fallecidas por neumonía e influenza en 2018, 5.325 tenían entre 80 y 84 años; 3.891 entre 75 y 79; 2.954 entre 70 y 74, y el número sigue bajando progresivamente a medida que desciende la edad. No obstante, de las 242 muertes de niñas y niños (de 0 a 14) que se registraron en 2018, la mayor mortalidad por neumonía e influenza corresponde a las franjas de menores de 1 año y de 1 a 4 años (190 decesos), lo que representa el 78,5 por ciento de los casos.

Según informa la Organización Mundial de la Salud la gripe se caracteriza por el inicio súbito de fiebre, tos (generalmente seca), dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta, intenso malestar y abundante secreción nasal.

La tos puede ser intensa y durar dos semanas o más, mientras que la fiebre y los demás síntomas suelen desaparecer en la mayoría de los casos en el plazo de una semana, sin necesidad de atención médica. No obstante, en personas con alto riesgo (niños de 6 meses a 5 años, mayores de 65 años, pacientes con enfermedades médicas crónicas y profesionales sanitarios) la gripe puede ser una enfermedad grave, e incluso mortal.

En efecto, la OMS calcula que las epidemias causan entre 3 a 5 millones de casos graves y de 290 mil a 650 mil muertes en el mundo por año. (Télam)