Inicio El Pais CGT encabeza paro contra Macri

CGT encabeza paro contra Macri

MEDIDA DE FUERZA AFECTARA A CASI TODOS LOS SERVICIOS DEL PAIS

La Confederación General del Trabajo (CGT) concretará hoy el sexto paro general en la era Mauricio Macri, que se anticipa que será contundente ya que no funcionarán colectivos, trenes ni subtes y el cese de tareas alcanzará además escuelas, hospitales, comercios y actividad bancaria, entre otros sectores.
La medida de fuerza, que no incluirá movilización, será en rechazo a las políticas del Gobierno de Macri y contará con la adhesión de los gremios «combativos» de la CGT que se apartaron de la cúpula, los de las tres vertientes de la CTA, los que responden a partidos de izquierda y los movimientos sociales.
«Mañana (por el miércoles) las imágenes van a mostrar la ciudad vacía porque los trabajadores en su conjunto coinciden en las razones de la convocatoria a este paro», anticipó Rodolfo Daer, secretario general del Sindicato de la Alimentación y hermano de uno de los actuales titulares de la CGT, Héctor Daer.
Durante la jornada del paro, los referentes de la central obrera brindarán a las 11.00 en la sede de la calle Azopardo un informe sobre el cumplimiento de la huelga, mientras que a las 14.30 ofrecerán una conferencia de prensa.

Adhieren.
El paro afectará no sólo el transporte urbano, sino también al sector aeronáutico, micros de larga distancia, transporte marítimo y, al incluir a Camioneros, tampoco habrá transporte de mercaderías ni de caudales, ni recolección de residuos.
No habrá atención en bancos ni en dependencias públicas, ni funcionarán escuelas, universidades ni hospitales (sólo guardias), mientras que el Sindicato Único de Trabajadores de los Peajes y Afines confirmó que levantarán las barreras.
La huelga afectará además las plantas industriales metalúrgicas, automotrices, de alimentación, textiles y calzado, mientras que se prevé una adhesión dispar en locales comerciales y restaurantes, bares y cafeterías.
Por su parte, el denominado «triunvirato piquetero» que integran las organizaciones sociales que integran CTEP, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC) instalaron desde ayer ollas populares en barrios del conurbano para manifestar su adhesión al paro, mientras que harán lo propio el miércoles a las 10.00 en el Obelisco.
En tanto, a primera hora de la jornada de la huelga el Polo Obrero y el Frente de Lucha Piquetero harán cortes desde las 7.00 en el puente Pueyrredón, en el de La Noria, en Panamericana, Acceso Oeste y en la avenida 9 de Julio y Corrientes.
A las 11.00, esas organizaciones se sumarán a los sindicatos «clasistas», entre ellos Sutna (neumático), la Unión Ferroviaria oeste, Cicop (Profesionales de la salud) y ceramistas de Neuquén, para un acto que tendrá lugar en las inmediaciones del Obelisco.

Clima electoral.
Además de expresar el rechazo a la política económica de Cambiemos, la nueva medida de fuerza de la CGT está teñida por el clima electoral, donde hasta el momento los respaldos sindicales se observan repartidos entre la fórmula Alberto Fernández- Cristina Kirchner y Alternativa Federal.
Será la sexta huelga general contra el gobierno de Macri (contando la del 29 de abril pasado que convocaron los gremios «duros» de la CGT sin el aval de la conducción), quien de todas formas se mantiene como el presidente no peronista con menor cantidad de paros desde el regreso de la democracia, según un informe que difundió el mes pasado la Escuela de Política, Gobierno y Relaciones institucionales de la Universidad Austral.
De 1983 a 2019 se efectuaron en el país un total de 42 paros generales nacionales (43 con el del miércoles) de los cuales 26 se concentraron en tres presidentes no peronistas: 13 a Raúl Alfonsín, 8 a Fernando De la Rúa y 5 a Mauricio Macri (serán 6). (NA)